- Conciertos -

Vargas Blues Band-Kiko García (Sala Penélope-Madrid)

El concierto empezó a las 20.30 en punto con la sala aun a algo menos de media entrada por lo acostumbrados que estamos a que los conciertos nunca empiezan en hora, pero aun así Kiko García y su grupo salieron con las ganas y el ánimo de demostrar  lo que es, como se siente y como se hace un blues de calidad.

 Y así empezaron... con el tema "Low" y con un ritmo de blues rapido y medio rocanrolero que engancho al publico desde el primer segundo.

Con altas dosis de guitarreo y buen hacer tocaron "Grazy" , para seguir con un blues estilo Misisipi de toda la vida que dejo atónitos a todos , sobre todo a los más puristas , ese "Cheap talk blues" llego a muchos hasta lo más profundo de las raíces americanas.

Y así iban cayendo temas con toda la esencia yel buen hacer del que siente el blues como suyo, con una guitarra más que brillante una voz que hace recordar los momentos más dorados de otras épocas del blues y un grupo acorde al estilo y a su cantante y voz.

Invito a subir al escenario al armonicista Jorge abrujo de Avellaneda, a tocar el tema "Little by Little" que ya sí que nos llevo a la esencia del blues sin duda.

Acabo la actuación con "R &r hoochie roo" y con "24", presentando a Roberto y miguel que le acompañaban.  También tuvo su momento emotivo con el recuerdo al rey B.B . king.

En definitiva 45 min. De un blues de muchísima calidad que nos hizo reconocer que estábamos ante una noche mágica, y con la sensación de que músicos de blues en España los hay y realmente buenos….y uno de ellos sin duda es Kiko García band.

 

A las 21.15 salto a un escenario sobrio sin alardes sin grandes focos de luz ni pantallas de video, ni nada que pudiera distraer al publico Javier Vargas y su banda.

Con la idea muy clara de demostrar que haciendo buena música no hacen falta ni marketing ni aderezos con que entretener al público, y eso lo dejo claro desde la primera nota de "Rolling trance".

Cuando alguien es un genio y encima se rodea de lo mejorcito solo puede salir algo así presentando temas de su nuevo CD cosa que siempre dificulta conectar con el público, en este caso debo decir en honor a la verdad que no fue ningún problema para él, con "Let it go", llego el momento de empezar a disfrutar del nuevo trabajo, le siguió "Runaway" con lo que completaba dos temas seguidos de su nuevo Cd

Con grandiosas dosis de guitarra blusera siguió con algunos temas de su época mas rockera que hacían a la gente muy fácil seguir el ritmo y bailar.

A un genio se le reconoce por varios factores y uno de ellos es por los constantes guiños de Javier a su banda para dejar claro que todos son un conjunto y que todos absolutamente todos tienen el puesto bien asegurado dentro del éxito de la banda.

Con "Blues x Memphis"  llevo a la gente al éxtasis absoluto, que se completo con su más que previsible homenaje a su amigo y compañero B.B. KING

Llamo a colaborar con él a Brian Hogan un irlandés con una gran voz y unos gestos muy al estilo led zepelín que hicieron a la gente vivir un momento mas rockero de la noche, subió a acompañar al grupo Jorge Abrujo (el Keith Richard de Avellaneda) con su armónica y ya no se bajo del escenario porque era el momento dedicado al lucimiento especial de todos y cada uno, Javier tubo momentos de autentico genio a la guitarra mezclando su vena mas blusera con su vena mas rockera.

Si hay que ponerle un pero a la actuación es ver la sala a ¾ de entrada que con el precio que tenían me pareció volver al tema tan manido de que solo los grandes marketing, grandes escenarios y precios abusivos son lo único que vende, aunque luego den conciertos de una hora y sin ningún sentimiento. Hoy por hoy la mercadotecnia y el espectáculo siguen vendiendo más que la buena música.

Desde rock y punkto podemos asegurar que asistir a los conciertos de Javier y quedarse impasible es imposible.

El final no pudo ser más acertado y de músico humilde, con Javier fura del escenario para el lucimiento de cada uno de los componentes de la banda.

Con un Luis Mayo al bajo realmente genial, sacando unos acordes casi imposibles y manteniendo es un solo de bajo todo el alma del blues cosa arto difícil un bajista de lo mejorcito que he visto en mucho tiempo.

Un Peter kunst a la batería con un ritmo y una rapidez solo al alcance de los buenos bateristas, y con un solo digno de los mejores.

La voz corrió a cargo de Bobby Alexander, con toda la voz de un músico de soul con altas dosis de blues.

Y el ya mencionado Jorge a la armónica, un tipo muy peculiar por su manera de vivir y tocar blues, un armonicista de los pies a la cabeza.

De vuelta al escenario todos juntos pusieron fin con otro de los nuevos temas y uno de los antiguos, para 2 horas y 40 minutos después terminar una actuación digna de recordar mucho tiempo.

No hubo bises, porque sinceramente no hacían falta…después de 2,40 minutos sin respiro creo que todos incluidos ellos quedaron más que satisfechos.

En definitiva un concierto para recordar por años y que rock y punkto estuvo para reflejarlo así, la Vargas blues band hoy por hoy, es UNICA  y poco mas hay que decir a ello.

 

 

 

 

Crónica: Raúl Merino (nano)

Fotografia: Kerman Rodríguez.

 

e-max.it: your social media marketing partner
  • bannertaquilla
  • BannerRocket
  • bannerzas
  • banner el tridente may19 rockypunkto
  • bannerkerman

Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Política de Cookies