- Conciertos -

Boni + Puerta 104 (Sala Bóveda, 11 de noviembre)

Puerta 104 y Boni, exmiembro y fundador de la mítica formación Barricada, pisaron el pasado 11 de noviembre la sala Bóveda de Barcelona con motivo del nuevo disco del segundo, Incandescente. Ambos sellaron una buena entrada en uno de los momentos más convulsos para la ciudad condal. Y es que Barcelona vive circunstancias complejas. Todo son bandos. Por un lado, los independentistas; por el otro, los unionistas. Y entre medio, un reguero de hechos marcados por el tacticismo político de cada uno de los líderes políticos de los dos bloques.

El 11 de noviembre, parte de los ciudadanos catalanes, mayoritariamente del bando independentista, salía a la calle para reclamar la libertad de los presos políticos, o políticos presos, encarcelados recientemente tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Ese mismo día, a primera hora de la mañana, moría uno de los humoristas más reconocidos del panorama televisivo español: Chiquito de la calzada. Es decir, una vez más, la ciudad se dividía entre el clamor por lo que se entiende que son derechos inviolables y la tristeza de una pérdida sonada. Con el sol consumido, la sala Bóveda hacía lo propio y dividía la noche en dos: primero un quinteto, Puerta 104; más tarde un trío, Boni.

2017.11.11 boni puerta 104 01

Bóveda tiene algo bueno, es muy puntual. Si a las 20:30 tenía que empezar el concierto, a esa hora ya estaban los Puerta 104 metidos en faena. A los 50 primeros asistentes, además, el grupo regalaba su último trabajo, Mi único enemigo, un reclamo más que interesante para llegar pronto. Por el contrario, la sala obligó a dejar todas las pertenencias (mochilas y bolsos) en el guardarropa (previo pago de 2 euros). Personalmente, se me antoja un abuso, más allá de que la sala tenga la potestad de hacer lo que quiera con su negocio. Si tienes gente en la entrada para gestionar quién entra y cómo entra, se entiende que se ha pasado un filtro de seguridad y la posesión de enseres no debe ser un problema. Tras el pequeño inconveniente, todas las fronteras para disfrutar del concierto quedaron reducidas a escombros.

2017.11.11 boni puerta 104 02

La primera banda regresaba a los escenarios (no por ningún parón serio, sino más bien por un poco de dejadez) un par de meses antes a un kilómetro escaso de la sala, en el bar Ceferino, un bolo sencillo para coger forma. Es decir, la dupla con Boni se presentaba como un examen importante, algo así como jugar un clásico tras barrer en pretemporada. Todo parecía igual, pero nada lo era. El grupo cambió ligeramente el setlist, sabedor de que era hora de meter Mi único enemigo en vena. Apenas dieron cabida a temas de Piedras. La entrada era especialmente buena, por lo que Puerta 104, nada más empezar, ya podía dar el bolo por amortizado. Si colocaba alguna copia del álbum entre los presentes y los integrantes lo gozaban en el escenario, noche a pedir de Milhouse.

2017.11.11 boni puerta 104 03

El grupo empezó enlazando Animal, Contigo y Dejad que lo diga yo, primer, segundo y cuarto corte, respectivamente, del compacto. Saltaba de los primeros puestos la canción que da título al disco, muestra de que las piezas del mismo van ubicándose donde toca. A pesar del tiempo, el grupo no ha perdido nada de lo que era antes del parón; tanto es así, que la nueva incorporación, Rober, se ha adaptado a su instrumento a las mil maravillas. Puesto a ponerle algún pero, le falta desmarcarse de su posición, pegado a la banda, y tender al centro cuanto el tema lo requiere. A fin de cuentas, no lleva el bajo…

2017.11.11 boni puerta 104 04

El goteo de asistentes era constante, y el concierto transitaba por Morena, que siempre supone bajar casi al acústico, Miserias de cemento y Me falta valor. Estas dos últimas ofrecieron una de las caras más visibles de Puerta 104, ya que Bakero puede poner a prueba su potencia vocal y los guitarristas pueden lucirse de veras. Las palabras del cantante dieron paso a una de las dos incorporaciones de Piedras, Piedras contra balas. Y aquí encontramos uno de esos momentos peculiares que se dan de vez en cuando en los conciertos. Bakero hizo mención a la original del disco, en la que colabora Boni, y ese día Boni estaba presente. Yo siempre pienso que este tipo de (no)coincidencias deben asumirse. ¿Por qué no se hicieron el tema a medias?

El centro del concierto lo ocuparon Los charcos de la calle y Dispara, temas que, de tener el grupo un tercer disco, los más probable es que cayeran. Raro es también que en su lugar no entraran temas más laureados por la crítica y el público, como 104 y Perder la mano. A escasos minutos del final llegó la otra incorporación de Piedras, Contando los segundos. Una canción tan rockera como “canallita”. En este caso, y visto que la formación jugaba en casa, no hubiese estado mal afanarse una voz femenina (la original cuenta con Pili de Pan de Higo) para darle color al tema y al bolo.

El concierto llegaba a su fin, pero dio para que Bakero bajara a la platea micrófono en mano a darse un baño de masas, también a subirse a la barra y, sobre todo, para tres temas extra: Cuando venga la muerte, la balada antes del final; Mi único enemigo, una de las perlas recién cosechadas; y Las musas, que poco a poco gana adeptos y a la que le añadieron un final blusero. Puerta 104 tiene canciones que bien valen una entrada, y una vez más volvió a demostrar que la formación es una apuesta de calidad para las salas de Barcelona.

2017.11.11 boni puerta 104 05

Con el concierto previo a Boni, y como era de esperar, las camisetas de Barricada se multiplicaron. Y es que no debemos olvidar que gran parte del público estaba allí por el plato principal. De este modo, el recibimiento al cantante y sus acompañantes fue más que notable. Boni entró directamente a matar, y con el primer pisotón sobre el escenario fue a por todas. Rompieron el hielo Pruébame, Incandescente y Crónica de Iguala. Las tres pistas se encuentran entre lo más reconocible del cantante, por lo que quedó clara la idea de meterse al público en el bolsillo desde el minuto uno. El sonido, respecto a la banda predecesora, se endureció bastante, mutando las guitarras en algo más atronador y presencial.

2017.11.11 boni puerta 104 06

El concierto se sumergía en el lado más melódico de Boni con Incomunicado y Desakato, bajando levemente el tono con Cuchillas. El setlist ofrecía un poco de todo, lo que es de agradecer, pero la discografía en solitario del navarro todavía no está lo suficiente asentada como para que los asistentes hagan suyas las canciones a modo bloque. Es decir, estos todavía tienen el típico filtro de separar el supuesto grano de la supuesta paja. La sombra de Barricada es alargada. Y ahí es donde se resienten temas como Lluvia torrencial, aunque con el tiempo ganará adeptos. No le ocurrió lo mismo Explosivo, uno de los singles del segundo trabajo de Boni, ni a Peligroso animal de compañía. Ambas canciones, que caían tras media hora de actuación, tuvieron el absoluto respaldo del público. Este hecho se notó con la afluencia de móviles y los coros no profesionales.

2017.11.11 boni puerta 104 07

Llegado a ese punto, finalizaba el decálogo Boni, diez temas con un resultado que dejó un buen sabor de boca a los presentes. En ese momento, se construyó un puente con mimbres de un pasado próximo: Aguardiente, de Flechas cardinales, y Cierra los ojos, de La tierra está sorda. También podríamos añadir Por la libertad. Con ellas, entramos en la esfera Barricada y se inició el periodo reivindicativo: aparecieron los gritos reivindicativos y alguna pancarta con el lema “freedom”, en claras alusiones al conflicto catalán.

2017.11.11 boni puerta 104 08

Volviendo a la música, y como decíamos, entraron en juego los clásicos (los no tanto) de Barricada, “el grupo más  grande”, según Boni. “Nos acercamos al fondo del baúl”, añadió. Callejón sin salida, Obsesión y Objetivo a rendir llenaron la sala de cierta nostalgia por un pasado que se ha asumido y que todavía se puede disfrutar porque la estela se mantiene en el presente. Dicho en otras palabras, las canciones de Barricada no cayeron en saco roto, sino que la gente las recibió con gusto y muchas ganas.

2017.11.11 boni puerta 104 09

Después del impulso con aire ochentero, el concierto tomó un cariz diferente, de gran celebración, y casi de homenaje a álbum Rojo, ya que entraron en el repertorio Bajo control y Rojo. Precisamente ésta dio el pistoletazo de salida para que cayeran los grandes hits, los tatuajes musicales que la mayoría lleva perfilados en el corazón: véase A toda velocidad, Okupación, Pasión por el ruido, Esperando en un billar y la grandísima Esta es una noche de rock and roll, con la que unos cuantos intentaron subir al escenario.

2017.11.11 boni puerta 104 10


Con esto, Boni superó la veintena de temas, una actuación cercana a las dos horas que a buen seguro no se hizo larga para nadie. Boni, Juantxo (bajo) y Nahiak (batería) lidiaron de forma certera con las dudas que pudiera ocasional la visita del grupo a la ciudad, mejorando con creces la anterior visita, en 2015 a la sala Sidecar. Por si fuera poco, el trió dejó un añadido en forma de adelanto del próximo disco de Boni, Chulo, que luce la firma fuerza que Incandescente. El grupo demostró que hay un proyecto sólido, y aunque no le vaya a ser fácil abrirse paso (de nuevo), los directos de Boni son un claro ejemplo de que sólo hay que ir para acabar convencido.

TEXTO: Sabicio

FOTOGRAFÍAS: Sabicio

  • bannercomidaparapezes
  • BannerRocket
  • bannerzas
  • banner el tridente nov17 rockypunkto
  • bannerkerman
  • banner violeta 250x250

Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Política de Cookies