- Conciertos -

Delitos Menores + Degenerados.com + RadioCrimen Gruta77 / 19 de mayo, 2018

Una noche más nos dirigimos al madrileño barrio de Carabanchel, a disfrutar de otra descarga de Punk Rock; otra dosis de la droga que algunos necesitamos para poder seguir adelante. Allí, en Gruta77 nos esperaban Delitos Menores, Degenerados.com y RadioCrimen, para poner la guinda al fin de semana.

Pasaban pocos minutos de las 22:30 horas de la noche cuando el grupo de Punk Rock alavés, Delitos Menores subía al escenario para abrir boca. Poco acompañaba la gente, que prefirió, una vez más, quedarse por los aledaños de la sala y siendo unas quince personas las que se encontraban dentro de ella, apoyando nuestra música en directo.

 delitosmenores radiocrimen 101

Nunca me cansaré de decir, que ya nos echaremos las manos a la cabeza… que es lo que mejor se nos da en este país…  A pesar de comenzar el show con algún que otro problema de sonido, rápido se solventó. La banda disfrutó de un potente sonido a lo largo de la actuación, tanto fue, que hasta el bajista le hizo saber al batería que le estaba taladrando… La banda abría la noche con Dame más –segundo corte de su disco Autodestrucción-, que nos habla de la represión a la que estamos sometidos desde pequeños y de cómo enfrentarnos a ella, mordiendo cuanto más nos enseñen los dientes. Le siguieron Recuerdos del 36, Mis amigos y Sacrilegio. Cuatro temas de lo más apetecibles para empezar con los entrantes del menú que nos tenían preparados en ésta, una de las últimas actuaciones de la banda, que, por motivos personales, pondrán fin el próximo 7 de julio a esta andadura que comenzó en el año 2008.

 delitosmenores radiocrimen 103

La noche seguía y el calor de la sala se iba notando por momentos. Los de Gasteiz, a pesar de que ya venían avisados, no pudieron evitar hacer mención a la temperatura de la sala. La gente les animaba a quitarse las camisetas, pero no lo hicieron, explicando a los presentes que “Eso es sudismo”. Aquello seguía, mientras la gente iba entrando a la sala con cuentagotas. Le llegaba el turno al segundo bloque del set list, con Mírame, con esos potentes golpes de bajo al comienzo. Un tema que nos habla del abuso infantil a golpe de Rock & Roll y que nos recuerda que no todas las cicatrices curan por mucho tiempo que pase.

 delitosmenores radiocrimen 105

Ojalá, como nos dice el tema, todos esos malnacidos ardan algún día en el infierno… Enlazaron después con Olor a sangre y Triste juego, tema del que la banda tiene además videoclip oficial. Este tema nos cuenta lo que somos para el sistema… Está todo dicho con ese “triste juego es tu vida… sin monedas, no hay partida…” y el que quiera entender, que entienda… Le siguieron Criticar y Kalashnikov, una crítica a las guerras y a todos aquellos de gatillo fácil. De las balas del Kalashnikov, Delitos Menores se fueron a otra bala, ésta vez el disco de los Segis con ese mismo nombre, con la versión que se marcaron del Hoy como ayer. Esas botellas de cerveza por el suelo de la habitación y esos sueños contaminados arrastrados por el barro nos llevaban de nuevo al último trabajo de Delitos Menores, Autodestrucción, ésta vez con el corte tres del mismo, Al norte de Siria, recordando el conflicto que se vive en esta tierra desde principios del 2011 y que se ha cobrado ya más de 400.000 víctimas.

 delitosmenores radiocrimen 116

Ya no tengo miedo fue el tema escogido para seguir con el repertorio de esa noche de Rock & Roll en Gruta77, arropados por Degenerados.com y por RadioCrimen. Y así, sin miedo y golpeando primero, la noche iba avanzando, pasando del miedo a las Risas y derroches que no pueden faltar en cualquier noche que se precie. Con casi una hora de actuación, sabíamos que no podía quedar mucho repertorio y en efecto, tras Ecos del silencio -tema perteneciente a su segundo trabajo, Desobediencia y del que también hay videoclip oficial-, y con muchas, pero que muchas Ganas de fiesta, la banda nos decía adiós con una versión de La Polla, Txus.

 delitosmenores radiocrimen 135

El reloj marcaba casi las 23:30 horas cuando sobre el escenario se preparaban ya Degenerados.com para la descarga. Si el entrante del menú había sido más que apetitoso, nos esperaba un primer plato bien jugoso.  Quince temas de repertorio de los madrileños, que empezaba con Sobran, tema perteneciente a su álbum Degenera o Muere y que, a pesar de tener ya algunos años, deja claro lo que sobraba entonces, que es exactamente lo mismo que nos sobra ahora… sobran fronteras, sobran los muertos, sobran maderos, sobra el hambre, sobra el dinero, sobra el racismo… Vamos, que podríamos hacer una lista infinita con todo lo que nos sobra y no nos cansaríamos de ir enumerando…

delitosmenores radiocrimen 139

No hay que ser perfecto le seguía, para servir además de intro para Stop the War, tema que se encargada de ir levantando al público, que ya cubría como algo más de un cuarto de sala. Chemtrails y Dead Birds sonaban después, con ese toque de Psychobilly que nos recordaba un poco a los también madrileños 13 Bats. Los Degenerados.com seguían desgranando set list y desgranando su álbum Degenera o Muere. Le llegaba el turno a Soy un degenerado. Aquella noche todos los éramos y sí, exactamente como a ellos, ¡Cómo nos gustó serlo! Y así, pasando del futuro y viviendo del recuerdo, nos llevaron a Demolición.

delitosmenores radiocrimen 141

A priori el tema es, a pesar de la fuerza de su título, uno de los temas más lentos de la noche, pero efectivamente, es solo a priori, en un tema que nos hace reflexionar sobre la manipulación mediática, sobre ese 11-S en el que cayeron ciento diez pisos de edificio mientras nuestro Windsor ardió durante horas y horas y nunca cayó… Manipulaciones mediáticas… ¡Esas son las que habría que demoler! Y entre demolición y demolición, le llegaba el turno ahora a Obsolescencia programada cuando llegábamos al ecuador de la actuación, tema que nos recordaba que aquí todo tiene una fecha de caducidad y que a pesar de que el mundo es lo suficientemente grande para poder atender las satisfacciones de todos, a veces es demasiado pequeño para poder atender la avaricia de algunos.

delitosmenores radiocrimen 140

Y todavía resonaba en nuestras cabezas ese estribillo pegadizo, con lo chungo que es pronunciar la palabrita… cuando comenzaba a sonar Don’t Pretend to Be More. Y así era como sin pretensiones y a ritmo de Rock & Roll del bueno, la noche seguía avanzando y los Degenerados.com nos deleitaban con Estoy quemao y con ese tema que nos habla del rechazo a todos los principios religiosos y morales, el nihilismo, término acuñado en 1862 por el novelista ruso Iván Turguénev, que no es otro que Partido Nihilista. Tan solo cuatro temas nos quedaban para poner fin al segundo plato de la noche. El primero en sonar fue Hugo, enlazado con Liberación vegetal y entonces sí, con el público ya animado, nos comunicaban que se iban a ir yendo, que todavía tenía que tocar otra banda.

delitosmenores radiocrimen 142

Con un “Todo se acaba. Los conciertos se acaban; la semana pasada estabas y ésta ya no estás; hay que vivir el momento; no dejéis nada que queráis hacer, sin hacer…” y acto seguido, arrancaba Todo se acaba. Pero aquello no acabó ahí, con el tema que parecía ser el último, por horario y por elección de set list. Cuadraba perfectamente para que fuera éste el broche de la actuación de Degenerados.com, pero todavía nos regalaron uno más, Cuarto de siglo, no sin antes recordar las fechas en las que íbamos a tener oportunidad de verles y animando al personal a repetir si les había gustado el bolo. Tras un “¡Vamos coño, moveros! ¡Qué es la última!”, la gente empezó a espabilar, a cantar y a bailar esa parte de Ska que tiene el tema.

delitosmenores radiocrimen 146

Alberto “interrrumpe” el tema diciendo que “Degenerados somos todos, porque anda que no hay mierda que nos rodea… Y si no fuésemos degenerados, nos volveríamos locos”. Desde el escenario se pide colaboración a los y las degeneradas de la sala y con un “¡¡Hasta otra!! ¡¡Nos vemos!!”, cuando el reloj nos anunciaba que eran las 00:44 horas, desaparecían del escenario de Gruta77, mientras en la sala sonaba Kien vigila al que vigila, tema perteneciente al álbum Ke no cunda el pánico, de Segismundo Toxicómano.

delitosmenores radiocrimen 170

Pasaban casi diez minutos de la 1 de la madrugada cuando Txarly Cuevas se dejaba ver ya sobre el escenario, mientras se seguían ultimando los detalles antes de subir a descargar el potente directo que tiene la banda. Minutos más tarde, al grito de “¡Aupa! ¡RadioCrimen desde Bilbo!” anunciaba el comienzo del show, que arrancaba con Terror, tema perteneciente a su primer trabajo, Mátame.

delitosmenores radiocrimen 182

A pesar de que los de Bilbao contaban con más público que las dos bandas anteriores, nos sorprendía no encontrarnos con una sala llena o casi llena. Eso sí, los que estábamos lo dimos todo. Ya desde el primer tema, el público se iba hacia las primeras filas, para no perderse ni un solo instante de la impecable puesta en escena de RadioCrimen, con un Txarly Cuevas ya colgado de la estructura del techo de la sala en posición casi fetal, con la cabeza hacia abajo. Enlazaron con Control, tema también incluido en el primer trabajo de la banda, que nos habla del control al que nos tienen sometido en el estado en que vivimos.

delitosmenores radiocrimen 189

El público definitivamente ha reaccionado y está enloquecido, siguiendo todas y cada una de las letras del repertorio de RacioCrimen, sin perder ripia de lo que está sucediendo sobre las tablas. Con un Txarly agachado al borde del escenario, con los dedos simulando una pistola que apunta al público, enlazaban con Mis demonios. Llegaba el segundo bloque del repertorio, que arrancaba con Buko, tema del que se hizo el primer videoclip de la banda, que se estrenaba a principios del 2014. Ese borracho alquimista y ese faquir terrorista, despellejando palabras nos llevaban, sin darnos cuenta a Cadenas rotas, cambiando así de álbum.

delitosmenores radiocrimen 191

Y hablando de cadenas, seguíamos en el mismo tercio… De las cadenas físicas a otras que también nos atan, aunque no veamos físicamente sus eslabones. Esas que pueden convertir algo realmente hermoso en una auténtica pesadilla. Amar mata, del álbum Antecedentes sería el siguiente tema en sonar aquella noche en Gruta77, con una intro de Txarly al grito de “¡Solo nos queda el amor!”.

delitosmenores radiocrimen 194

Performance la que acompañó al tema, en el que Txarly, cual mimo, hace gestos de que el corazón le late tan deprisa que se le sale del pecho, pero finalmente consigue atraparlo, mientras tiene a toda la sala entregada, cantando y botando en todo momento. El frontman de RadioCrimen se revolcaba por el suelo del escenario mientras sonaban los primeros acordes de Delfín Negro, para luego levantarse y maniatarse las manos, que enseña al público, cantando con el micro dentro de la boca. Tras un breve parón y tras darnos cuenta de que en la sala ya se había encendido el aire acondicionado para darnos un respiro, la noche seguía con 13 Calaveras.

delitosmenores radiocrimen 201

Cuenta la leyenda, que los mayas dispensaron por el mundo trece calaveras talladas que heredaron de los habitantes de la legendaria Atlántida antes de que su continente se hundiera en el mar, y que cuando estas se hallen y se unan en un mismo lugar, será el tiempo en el que la sabiduría de los atlantes habrá de ser transmitido a la humanidad.

delitosmenores radiocrimen 209

Otra versión, relata que cada una de esas trece calaveras corresponde a uno de los trece mundos que fueron habitados por los humanos y el último sería el nuestro. Se dice que son 12 + 1 calaveras las que se llevaron y repartieron por toda la Tierra, para recabar sobre nuestro aprendizaje y responder por nuestra existencia. Lágrimas de carretera seguía subiendo la temperatura en la sala a golpe de Rock & Roll, a golpe de espectáculo puro y duro; un auténtico show el que se marcan estos chicos cada vez que se suben a un escenario. Txarly se agacha de nuevo para cantar cerca de las primeras filas y la gente se agolpa hacia él, ésta vez con el Gato a su lado en el solo de bajo. Al grito de “¡¡Malos tiempos!!” arrancaba el siguiente tema, Tiempos salvajes, que enlazaron con Bala perdida.

delitosmenores radiocrimen 213

En este tema, Txarly se apoyó sobre una de las paredes del escenario de Gruta77 para cantar desde allí, con un pie apoyado en la pared, mientras iba señalando a los miembros de la banda a medida que iba avanzando el tema, y despedirlo girando sobre sí mismo sobre el escenario. Nos tenían preparado otro de los temas que más se coreó en la sala aquella noche, Vomitaré, tema que empezó entre risas, dado que el set list que tenían sobre el escenario estaba totalmente mojado y no veían el orden de los temas. Txarly bromeaba además con el público, dando el set list a las primeras filas mientras preguntaba si alguien podía ver algo ahí. El cable del micro se balanceaba en la boca de Txarly, que trataba de cogerlo al vuelo con la boca, sin usar las manos.

delitosmenores radiocrimen 224

Nos deleitaban luego con El solitario, tema perteneciente a su álbum 3er Grado. El tema nos dejaba un frontman con los brazos cruzados, con ambas manos apuntando al suelo como si llevase una pistola en cada una. El tema contó con la colaboración de Luis Punk, que a pesar de la afonía que gastaba ese día, algo se cantó con Txarly. En la sala la temperatura sigue subiendo. Tanto es así, que el batería que ya se había desecho de la camiseta temas atrás, estaba ahora con el pantalón desabrochado. El siguiente tema, tras preguntar al público que queríamos escuchar y tras solucionar unos pequeños contratiempos con la guitarra de Luis Punk. Al grito de “¡¡Vamos!!”, arrancaba entonces Banderas Negras, uno de los temas de Radio X, Super-banda formada por miembros de RadioCrimen y Segis.

delitosmenores radiocrimen 218

Y cambiando palabras por un AK-47 la noche seguía y tocaba cambiar de negro a rojo, con Gen Rojo, otro de los temas de Radio X, que nos habla de torturas y fascismo, acompañando con más rabia que nunca y con gestos que reflejaban el miedo en la cara de Txarly. Entrabamos ya en la recta final de la noche y el tema se enlazaba con el tercer y último tema de la noche de Radio X, Extermínate, para dar paso ya a los temas más característicos de RadioCrimen que no habían sonado aún esa noche. El primero de ellos, tras coger Txarly el set list y decirnos “O compro gafas o compro alcohol…”, nos llama criaturitas y tras repartir algún que otro tercio a los más afortunados de la primera fila, nos dice que “Hay una cosa que solo nosotros podemos hacer…” y acto seguido comienzan a escucharse los primeros acordes de Alcohol barato. El batería ya se ha quitado los pantalones y toca tan a gusto en calzoncillos. La gente salta como loca y canta el estribillo del tema, como si les fuese la vida en ello, mientras Txarly, una vez más, nos deleita con sus piruetas por la estructura del techo de Gruta77 y se da palmaditas en el culo.

delitosmenores radiocrimen 216

Aquello se iba caldeando y con alcohol barato y tabaco de liar, comenzábamos a oler ya el humo de esos Contenedores ardiendo que vendrían después y que nos presentaría Luis Punk mientras Txarly se quitaba la camisa para la ocasión. Acabado el tema, Txarly nos decía que vivíamos en un mundo paralelo… y al grito de “Bat, bi, hiru, lau”, comenzaba a sonar Mundo basura, mientras una vez más, el público se volvía loco. Sabíamos que ya no quedaba mucho más, por la hora y por el set list, que a pesar de que verse, no se veía, sí nos dejaba al menos entrever que no quedaban muchos temas ya para poner fin al espectáculo.

delitosmenores radiocrimen 193

Grata sorpresa la que nos llevamos al escuchar los primeros acordes de Ahógate en el wáter, de los míticos La Broma de Ssatán, tema que quisieron dedicar al Indio, acompañado de un “Gracias Indio por existir”. Como era de esperar, no quedó una sola persona en la sala que no se cantase el tema, para poner un broche de auténtico lujo como final de tema, en el que solamente se oía corear al público mientras que el bombo del a batería era el único instrumento que acompañaba. RadioCrimen se despedían de todos nosotros a las 02:18 minutos de la madrugada, pero a pesar de que habían abandonado el escenario y que en la sala se habían subido ya las luces, allí no sonaba absolutamente nada de música… Era raro que acabasen el concierto con una versión… quedaban temas en el tintero… todo aquello apuntaba a que tenían que volver a salir a hacer, al menos un de temas más a modo de bis, como así fue…

delitosmenores radiocrimen 184

Vuelven a salir a escena, con un “Ayer nos pedían a Los Chichos, así que, si hay que tocar una de Los Chichos… ¡Pues se toca! ¡Vamos ahí! ¡Los Chichos ya no quieren llorar!” y así, entre risas, sonaba uno de los temas que uno siempre espera escuchar en un concierto de RadioCrimen. De nuevo Gruta77 es una auténtica fiesta. Txarly de nuevo subido en la estructura del techo del escenario, ésta vez simulando a Jesucristo, de espaldas al público, con los pies cruzados y sin moverse. El Gato está tan embelesado y tan metido en el concierto, que ni siquiera se ha percatado de que se le ha desenchufado el bajo del ampli. El tema sigue su curso y la gente sigue enloquecida. El público se desgañita cantando “… nací… del otro lado…” a lo que Txarly contesta “español”, mientras le cuesta contener la risa.

delitosmenores radiocrimen 180

El tema se enlaza directamente con otro de los clásicos básicos de la banda, como es Todo el que manda, tema que nos presentan diciendo que “todo el que manda se compra un chalet y se vuelve un chaquetero”. Arranca el tema y las primeras filas se vuelven locas por acercarse a Txarly y darle la mano antes de que aquello termine de verdad. Sin quitar la sonrisa de la boca y dando apretones de manos entre el público, el tema va finalizando mientras no uno a uno, pero casi, sí va señalando con el dedo, entre otros a nuestro querido fotógrafo Kerman, con tono amenazante con ese “¡Tú también!” que reza el estribillo del tema.

delitosmenores radiocrimen 178

Fin del tema y ya sí que sí, la banda nos anunciaba que se iban a ir yendo, para acto seguido comenzar todo el despliegue de En las cloacas, para terminar la fiesta por todo lo alto. Gestos como si Txarly estuviese aplastando cucarachas con las botas sobre el escenario acompañaban a la letra del tema.  Una nueva aventura por la estructura del techo y entonces sí, al bajar, tanto Txarly como Luis Punk nos dan las gracias y van desapareciendo del escenario de la sala, cuando el reloj nos indicaba que eran las 02:32 horas y en la sala comenzaba, ahora sí, a sonar música.

delitosmenores radiocrimen 187

De nuevo, una jornada en la que la triunfadora de la noche fue la música y la escasa asistencia fue la parte negativa, aunque al menos, destacar, que por fortuna sí hay gente que sigue apoyando a la música en directo desde las salas y no solo desde las redes sociales tras una pantalla de ordenador, y hay miembros de otras bandas que también acuden a ver a sus compañeros, como fue el caso, entre otros, del Paje, de los madrileños Debruces, y al que prometimos una mención en las líneas de esta crónica.  Lo prometido es deuda y las cosas bien hechas, bien parecen…

Fotos: Kerman Rodríguez
Texto: Olga Alonso

e-max.it: your social media marketing partner
  • bannercomidaparapezes
  • BannerRocket
  • bannerzas
  • banner el tridente ene19 rockypunkto
  • bannerkerman
  • banner violeta 250x250

Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Política de Cookies