- Conciertos -

BERRI TXARRAK + PASAJERO - 09/ 11/2019 - Wizink Center (Madrid)

Ha llegado el momento. Estamos en la recta final del Ikusi Arte Tour, gira con la que Berri Txarrak celebran 25 años de existencia y, a la vez, nos dicen «hasta que nos veamos». En este año se han despedido extensamente de sus seguidores alrededor del mundo, de Estados Unidos a Japón, y concretamente, el epicentro ha estado en Euskal Herria, como es lógico. Un año en el que han tocado para audiencias limitadas, en okupas y gaztetxes, o ante multitudes inimaginables en festivales y recintos enormes. Un año en el que, como hemos comprobado lxs que les hemos podido ver varias veces, se han preparado un extensísimo setlist con el que adaptarse a las audiencias de los diferentes festivales o tocar durante más de tres horas en fechas especiales como la del Kobeta.

berri txarrak 3

En esta ocasión han necesitado contar con el Palacio de Deportes de Madrid. Llenar La Riviera ya fue un hito en sus dos últimas visitas. Esta vez era necesario abrir un aforo que pudiera contener no solo a sus seguidorxs madrileñxs, sino a toda la gente que no ha podido conseguir entradas para las únicas dos fechas restantes en Iruña y para sus fans del sur de la península. Para ello contaron con Pasajero. Los madrileños son un interesante proyecto y no solo por la respetable trayectoria underground de sus componentes (Zoo, Nuevenoventaycinco, Nudozurdo, Gatonieve).

Quedar con colegas para dar la despedida de un grupo como Berri Txarrak implica recopilar momentos personales relacionados con el grupo: verlos de teloneros de Deftones en Barcelona, el bolo con el borracho en Guadalajara, haber ido solo a verlos Hamburgo y hacer colegas en la puerta de la okupa, cuando tocaban la de Nirvana o la de System of a Down, etc. También, para la banda supone tomar decisiones y decidir qué momentos, capturados en canciones, han de sonar en la despedida. Cuando tienes una colección tan grande de momentos-canciones que recordar, la mejor decisión posible es tocar dos horas y media. Ser capaz de esto te permite repasar casi toda tu carrera musical y los diferentes estilos por los que han ido fluyendo. Además, al tocar más de treinta temas habrán contentado a la mayoría de lxs presentes. ¡Eskerrik asko por volver a tocar Berba eta irudia! En esta crónica, en lugar de pormenorizar lo acontecido, prefiero resaltar varios instantes y detalles que tienen que ver con el motivo principal de la noche: el momento de las despedidas.

berri txarrak 9

Suena Oreka y, como ya estamos acostumbradxs, viene acompañada de una versión. En esta gira la elegida es Toro de El Columpio Asesino. Solo hay una forma posible de hacer más bailable este temazo: al grito de ¡Abascal el que no baile! Y, tras uno de los momentos más movidos de la noche, parón en seco. Sobre el escenario, Gorka, David y Galder se congelan en medio de la canción. La imagen, que ya hemos visto en conciertos pasados, en esta ocasión me hace pensar en el primer momento de despedida de la noche. Mientras ellos permanecen inmóviles, parecen posar para quedar fijados en nuestras memorias, como si estas fueran antiguos daguerrotipos y necesitaran largos tiempos de exposición. Mientras sus instrumentos no emiten ningún sonido, parecen anticipar el silencio que sucederá a estos últimos conciertos. Mientras yo me pongo intensito, empiezan los primeros cánticos de ¡Queremos ir a misa! Sin duda es una noche, como la música de Berri Txarrak, propicia para combinar emoción y diversión.

De Polígrafo bakarra, uno de sus mejores temas, se extrae la frase el tiempo es el único polígrafo y esta vez es Gorka el que al añadir y aquí están estos veinticinco años resignifica la canción. Sin abandonar su humildad característica, reivindica y resume a la vez la trayectoria ascendente que ya todxs conocemos. Tras esto, abandonan el escenario por primera vez en la noche y, aunque esto indica que estamos en la recta final, todavía quedan dos largos bises por delante. En ellos tocaba descargar más singles; hacer suya una vez más la ya imprescindible Sols el poble salva al poble, de KOP o retrotraerse hasta algunos temas de Ikasten, lo más lejano que durante la noche llegaron en el tiempo.

berri txarrak 1

Justo antes de bajarse por última vez de un escenario en Madrid, con una camiseta donde pone Music break borders y no necesita explicaciones, Gorka se despide y agradece a todo el mundo el haberles acompañado a hacer historia. Esta, la historia de Berri Txarrak en Madrid, como repasa Gorka, empieza por garitos pequeños como el Jimmy Jazz o la Ritmo & Compás, pasa por la censura y JMH Trío, y acaba con los llenos de La Riviera y abarrotando el Palacio de Deportes. Una historia en la que se han cuidado todos los detalles que tiene que cuidar una banda: su sonido, su imagen y su actitud. Hasta el último detalle: mientras se despiden del público, suenan The Beatles y nos dicen que la vida sigue. Ikusi arte.

Texto: Sergio González

Fotos: Aldara ZN (https://www.instagram.com/aldarazn/)

e-max.it: your social media marketing partner
  • bannertaquilla
  • BannerRocket
  • bannerzas
  • banner el tridente may19 rockypunkto
  • bannerkerman

Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Política de Cookies