- Conciertos -

30 Aniversario Potencial Hardcore-CSOJ-La Atalaya (Madrid, Julio 2016)

 

 

 

Tras varios cambios en el cartel que durante meses se fue anunciando banda a banda, sin prisa pero sin pausa, y a pocas horas del comienzo del aniversario, nos enteramos que la banda encargada de abrir fuego a las 12:00 de la mañana, FABER PUGNA, no podrían hacerlo por lesión de uno de sus miembros, con lo que, siguiendo estrictamente el orden de actuación que se había fijado, serían SUTURA los que abrirían la mañana. A eso de las 12:27 minutos, mucho más que puntualidad británica, comenzaron a dar cera los de Trintxerpe. Para entonces ya había bastante gente dentro del CSOA La Atalaya, para no perder ripia de la fiesta de cumpleaños que había montado Fernando.  A pesar de que no es una hora muy normal para un concierto, el público respetó bastante los horarios, lo que facilitó que los primeros de cartel tuvieran un público ya decente, que muchas bandas quisieran para sí, tener  en cualquiera de sus bolos. Pocos se sabían -o al menos se cantaban- los temas que se sucedían uno tras otro, pero no por ello estaban menos animados. La fiesta comenzó a ritmo de Caza de brujas, perteneciente a su cuarto disco, Héroes de mierda para, haciendo un amplio recorrido que no se olvidaba de la oligarquía, de la policía, de esta mierda de gobierno, del rey, del futuro… para finalizar con Estrella del punk, sin perder la pose a lo Rotten, la forma de cantar a lo Evaristo ni la costumbre de refrescarse con una lata de cerveza, aunque sea por la cabeza.  Alrededor de las 13:10 horas se nos recuerda que desde Radio Vallekas se está emitiendo el concierto en directo, mientras se prepara para salir a escena la segunda banda del día, encargada de anunciarnos el parón para comer, siestear o descansar sin más, mientras no se irrumpe en la tranquilidad de los vecinos.

 

 

 

Unos 10 minutos de rigor y a las 13:20 ya tenemos a TXULAPOS MUERTOS sobre las tablas, con un aforo ya impresionante. La gente está más familiarizada con los madrileños y ya se empiezan a arrimar a las primeras filas cantando y dando palmas, desde los primeros temas, siendo el momento álgido, sin duda, con su tema Una y otra vez y esos momentos de Calorreo-Punk que les caracteriza. Tras dar las gracias y dejar constancia del placer que para ellos era estar tocando allí, a las 14:00 horas, totalmente puntual, se bajan del escenario parando la música hasta las 17:00 horas, respetando, como hemos explicado anteriormente, el descanso y la siesta de los vecinos, gesto sin duda de agradecer a los compañeros que se encargan de gestionar las actividades que se llevan a cabo en el CSOA La Atalaya. Intentamos quedarnos allí mismo a comer y así apoyar también al Centro, pero ante las opciones que nos dieron (a elegir entre macarrones o  “arroz con cosas”), nos fuimos a buscar algo más de proteína que nos diese fuerzas para aguantar todas las hora que nos quedaban por delante. Interesante el debate que surgió tras las alternativas de la comida, que daría para un artículo ajeno al que nos ocupa, en el que si bien nos parece lógico y acertado que haya opción vegana en cualquier tipo de evento que se organice, creemos que también debería haber opción para los que no lo son…

 

 

 

Poco antes de las 17:00 horas llegamos de nuevo al CSOA La Atalaya y ya estaba todo listo para que los siguientes invitados, INOX, comenzasen a hacer ruido y así fue, dos minutos antes de la hora. Exactamente a las 16:58 comenzó su actuación, hora en que la gente, suponemos que de comer, iba llegando gota a gota. Quizá también porque no estamos muy acostumbrados a que se cumplan los horarios de las actuaciones, menos si se trata de un concierto en el que actuarían un total de catorce bandas. A modo de presentación de su nuevo disco, sonaron, entre otras, Ministro y Vallas y cuchillas. Y si la actuación comenzaba dos minutos antes de la hora, también se tenían en cuenta estos dos minutos a la hora de abandonar el escenario, cosa que hicieron exactamente a las 17:27 horas, para dar paso a NÚCLEO TERCO, ya con más gente en el recinto, que cantaba y coreaba los temas con el puño en alto, como siempre con letras comprometidas con la clase obrera. Y justo cuando vemos que va todo rodado en cuanto al horario y decidimos guardar el cronómetro… el concierto de NÚCLEO TERCO nos resulta levemente más corto que os anteriores, despidiendo una actuación de tan solo cuatro temas. Mientras ellos se despiden de los asistentes, tras haber dado las gracias por participar en este regalo de cumpleaños, los siguientes en subir a escena se van preparando desde abajo, mientras nosotros aprovechamos para acercarnos a las barras a por un refrigerio para matar el calor que hacía bajo el techo del concierto. A la vuelta, nos encontramos ya con Martita y compañía sobre el escenario, cantándonos las diferencias entre la Reina de la casa y la esclava del hogar.

 

 

 

A estas alturas no cabe un solo alfiler más en la zona habilitada para los conciertos en el CSOA La Atalaya y 37 HOSTIAS comienza a poner patas arriba el Centro Social. Las primeras filas son ya prácticamente inaccesibles. Avanza el concierto y las crestas y los pogos se hacen definitivamente con las primeras filas cuando salen a escena los míticos ODIO, activos desde 1970, recién llegados de Guipúzkoa. A pesar de abrir el concierto con la pregunta de ¿Qué cojones hago aquí? siguieron agradeciendo, como todos, la invitación a la fiesta y felicitando a los premiados ¡De sobra sabían dónde estaban y a qué venían! Y como en cualquier grupo que se precie, con estas características, siempre presente a lo largo de su actuación, la policía y el odio. Cuatro minutos tardaron en salir los madrileños MATANDO GRATIX, que cuando suben al escenario son ya las 19:03 h. Dan el pistoletazo de salida con un tema de su penúltimo disco, Sor María, que enlazado con Kotxina Vida terminó de poner patas arriba a los asistentes, a pesar de que el calor que hacía a la sombra era ya insoportable. Una actuación impecable del cuarteto madrileño, con colaboración a las voces del antiguo cantante, Trapa y del que ya viene siendo habitual en todas las actuaciones de la capital, el que fuera cantante de Boikot, el Ronko. Llegó el momento de decir Agur y dejar paso al octavo grupo de la fiesta, que no era otro que  ANDANADA 7, banda de hardcore punk desde el barrio de Hortaleza, en Madrid, que sacó la maqueta en el 1989 y a la que Fernando le editó uno de sus discos, Te odio, en 1998. A reseñar dentro de lo breve de las actuaciones, que todo el mundo enloquecía con Envenenado dejando de nuevo unos pogos salvajes en la línea del frente.

 

 

 

 

Rondaban ya las 20 horas y el agotamiento empezaba a causar estragos. Pero había que resistir, porque, sin desmerecer a nadie, nos quedaban los platos fuertes de la fiesta, con bandas que ya no están en activo y/o que han estado en stand by hasta hace muy poco. Claus Groten salta de nuevo a escena, para hacernos vibrar con los míticos VÓMITO y temas como Las fuerzas de seguridad, que no podía faltar como bien dijo él mismo. Echamos de menos Mamá le ha cortado la cabeza a papá, pero es lo que tienen 25-30 minutos de actuación… Tras ellos, ocupaba el escenario una doble-banda madrileña. Comenzaron el concierto siendo SAGRADA FAMILIA y ofreciéndonos temas como Humano y Nunca hicimos la revolución, pero sí la hicieron sí… cuando de repente se convierten en LARSEN y comenzamos a escuchar temas como Lucha contra el tecno, Vomitas sangre, Nacido de la pota de un punk – con Txutxo, batería de La Broma de Ssatán por los aires tras su colaboración en el tema- y Frontera francesa, para los que contaron con la colaboración de Chema y el Rana, segundo cantante y bajista de la banda, respectivamente. Eran ya las 21:00 horas y sinceramente, no sé cómo nos manteníamos aún en pie, pero todavía nos quedaban cuatro bandas antes de retirarnos a nuestros aposentos. Le tocaba el turno a ESPASMÓDICOS, una de esas bandas que te atrapa en directo, como siempre digo y que hace que no pase el tiempo. Una vez más Jose, Esteban, Dani y Magüu la liaron pardísima sobre el escenario del CSOA La Atalaya. Encendimos el motor, pero sin necesidad de salir de allí… Ellos,  ya nos conocen de sobra y saben cómo hay que encenderlo… Lo llevan sabiendo desde principios de la década de los 80. Todavía era de día…  rondaban aún las 21:30 de la noche cuando saltaba al escenario una de las bandas más esperadas -quizá por su reciente vuelta a los escenarios-,  LA BROMA DE SSATÁN, que nos hicieron rejuvenecer unos cuantos años  dando botes al ritmo de Conflicto mundial, Ahógate en el wáter y Baila pogo sobre un nazi, temas más que “obligados”. Habrá que estar pendiente a su agenda de conciertos, para darnos otra vueltecita por nuestra infancia, algo más larga que  ésta.

 

 

 

 

Ya iba acercándose el momento de la despedida, pero llegaba el turno a otro amigo, al que no hacía mucho habíamos visto en Gruta77. MANOLO UVI, acompañado de Rafa P.P.M y Pedro (ex-Hamlet) una vez más nos hizo mover el esqueleto a ritmo de Lady Mambo, entre otras. Otro concierto que se nos hizo corto y en el que se echaron de menos algunos temas, en mi caso, por ejemplo, La policía. Y llegamos al último tema de la jornada, con IGNOTUS, molidos por el cansancio y sin saber ya dónde teníamos, ni la cabeza ni los pies… Los cerca de 1000 asistentes al 30 cumpleaños de POTENCIAL HARDCORE se encargaron de poner la guinda del pastel en esta peculiar onomástica, dejando un buen sabor de boca. Obligada la mención especial a Dani Bats, que subió a colaborar con la banda, y aprovechamos ya de paso para felicitarle también por ese cumpleaños de Vallekas Tattoo, que celebró poco antes de éste.

Felicidades una vez más a POTENCIAL HARDCORE, a Fernando Márquez y a todos los que han hecho posible esta magnífica vuelta a los 80’ en la celebración de este evento. Por muchos años más…  ¡Madrí qué bien resistes!

 

Texto:Olga Alonso

Fotos: Kerman

e-max.it: your social media marketing partner
  • bannercomidaparapezes
  • BannerRocket
  • bannerzas
  • banner el tridente jul18 rockypunkto
  • bannerkerman
  • banner violeta 250x250

Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Política de Cookies