ModernWeb
Crónicas
Portada3
0
0
0
s2smodern
Cabecera Trikis Mordhida

Acababa la temporada de conciertos de LaMala, otra de nuestras segundas casas y no podíamos faltar al sarao que se iba a montar allí aquella noche.

De menú, nos tenían preparado un suculento espectáculo a cargo de Trikis y Delirio Krónico, pero un pequeño percance de última hora hizo que en lugar de los segundos, se encargasen de amenizarnos la Mordhida.

A las 00:00 horas, ni un minuto más, ni un minuto menos, subían al escenario Trikis para dar un espectáculo en toda regla, por supuesto, para bien, que luego l@s hay muy mal pensad@s...

Trikis 7

Arrancaban con Camioneras, una proposición divertida si te estás aburriendo, con cervezas y buenas tostadas. Lo justo para que la sala comenzase a mover el esqueleto desde el minuto cero. Sandra a la guitarra y a la voz, Naty a los palos y Tony, encargado de las cuatro cuerdas y ayudando con los coros, continuaban con Quicky Kiss-It sin darnos -ni darse- respiro, para enlazar con Sweety Bitch, tema con el que finalizaban el primer bloque.  Algún percance de esos que suele haber en los directos hizo parar durante breves minutos, en los que Sandra pedía disculpas y Naty animaba al público a contar algún chiste para amenizar la espera.

Trikis 17

Como si no hubiera pasado nada y con el "¡1, 2, 3, sí!" marcado desde la batería, siguieron su ritmo para entonces sí, poner fin al primer bloque de temas del set list, que finalizaba con la sala entregada, entre aplausos. La elección para abrir el segundo bloque fué Dame tu amor, tema en el que Sandra dejó más que claro el registro de voz que gasta. Con unos agudos de dejarte loco, cosechó de nuevo bien de aplausos de los allí presentes, que rozaban el 50% del aforo. Los aplausos daban paso a Purple ass, tema que arrancaba de una manera muy ramoniana y resultaba bastante peculiar con uns riffs de guitarra que a mi orejilla de madera le sonaban muy "orientales". Sandra nos explicaba que había un duende en la sala que se había entretenido dando mantequilla a las baquetas de Naty, que estaban en modo escapista.

Trikis 1

Tras pedirnos que nos acercásemos al escenario, sube al mismo una chica a hacer los coros con ellos, que no supimos que era la teclista de Trikis hasta unos cuantos temas más tarde... Y aquí, breve inciso a modo de nota mental... si tienes una banda y no vas a ensayar... te pueden dejar para los coros... que yo lo he visto... así que ya sabéis... ¡A currar! Bromas aparte, la noche seguía con Failed plain no sin habernos advertido previamente Sandra de que aquella noche, fin de temporada de conciertos en LaMala, estaba dispuesta a hacer lo que le salía del coño. Así que si pedía un aplauso, nosotros aplaudíamos... Eso sí, al menos nos llamaba bonitos al ver que obedecíamos... que no deja de ser un detalle. De manera sutil -muy sutil, sí-, Sandra nos decía al finalizar el tema que ahí es donde iba el aplauso y de nuevo todos obedientes, aplaudíamos como si nos fuera la vida en ello -¡Cualquiera le lleva la contraria a esta chica y menos ese día!-. Traguito para refrescar el gaznate y a seguir.

Trikis 15

El siguiente tema, Ampli-Fy Me, nos explicaron que se lo escribieron a unos amigos para la boda. Tema que invitaba a bailar entre los registros de voz que de nuevo Sandra nos mostraba, con la voz rota en alguna de las partes. Muy buena acogida la que tuvo el tema por parte del público. Sin más dilación, nos presentaban el siguiente tema, Artificios, de nuevo con un dominio de la voz, impresionante, de lo más grave a lo más agudo y viceversa, que no solo cosechó aplausos esta vez, sino además bastantes silbidos -insisto... de los buenos...-. Le llegaba el turno a uno de los temas que a mí personalmente más me enganchó hasta el momento, con toques oscuros y un ligero olor a los míticos Kaka de Luxe. El tema, al parecer, iba con segundas, pero lo único que pudimos adivinar al respecto, era que se llamaba Lost... Seguiremos indagando y quién sabe si quizá algún día inauguramos con ello una sección de prensa rosa en RockyPunkto... El tema nos hablaba de aprender la lección, de estar a gusto tras cumplir una condena que no valía la pena y acababa con un ritmo digamos, Country-Punk. Quién sabe si Trikis serán l@s responsables del nacimiento de una nueva etiqueta musical...

Trikis 9

La noche seguía. Sandra, que ya había amenazado con hacer y decir lo que le saliera del coño, literal, llamaba "obsoleto" al bajo que el pobrecico no abrió la boca más que para hacer coros ¡Pero cualquiera le decía nada a la matriarca, oiga! Nos explicaba que esa noche, iban a poner en marcha la entrada inversa. Aunque el concierto tenía entrada, decidieron cambiar a última hora la entrada típica por la inversa, que para el que no lo sepa, funciona con entrada libre y con el donativo que a cada cual le parezca oportuno tras haber visto el concierto, a la salida. Dicho esto, nos sorprendían con un tema fresco, de lo más surfero y con nombre de postre, Brownie, tema que gozamos todos, tanto encima como debajo de las tablas. Llega el momento en el que Sandra nos dice que soltemos la libreta. Se nos desmelena después para prometernos una noche de amor -que luego quedó en nada... un par de chupitos y pa casa... - y nos anuncia que aquello se va acabando, que se han comido ya el set list y quedan solo cuatro temas. El primero de ellos, se lo cantó toooooda LaMala -¡Hasta nosotros, que no nos la sabíamos!- El tema, que ya nos anunciaba la banda que "sonaba muy bien", era Qué bien y la verdad es que sí, que sonar, sonaba bien; tanto el tema como la letra, que hizo que cuando nos íbamos a casa, se quedase resonando en nuestras cabezas eso de "Qué bien que va a sonar la hostia que te voy a dar". Un tema que nos recordaba a Mamá Ladilla, cantado a dos voces por la propia Sandra y con la teclista -castigada- a los coros. Tras acabar el tema con un "¡Chimpún!", Sandra lucha contra los cables de la pedalera de algún miembro de Mordhida, que no tardarían en salir a escena, cuando desde el público se arrancó un espontáneo con una versión de Qué bien, adaptando la letra para la ocasión, con un "¡Qué bien que va a sonar la hostia que te vas a dar!".

Trikis 10

Solucionada la pelea con los cables y de nuevo con unos registros que iban de lo más grave a lo más agudo, la banda nos decía, cantando, que era tiempo de actuar, que no había que mirar atrás y que el futuro está en nuestras manos, con Trivial. Y tras este consejo, nos deleitaban con Vértigo, tema que enloqueció a los presentes que no hacían más que pedir otra y otra... a lo que Sandra contestó que sí y que para ser más exactos, otras dos, que eran dos auténticas vaciladas de tema que pusieron patas arriba LaMala para ir cerrando la actuación. El primero de los dos temas que quedaban en el repertorio, Yo pariendo akí,tenía un sonido muy, pero que muy ochentero, así como una letra de lo más bizarra, con ese "Y yo pariendo aquí y tú fumando crack"... no nos dió tiempo a reaccionar, cuando enlazaron directamente con Chorizo, que nos sonaba muy Vulpess, con una voz a veces rapeada que podía recordar, si me apuras, a Def Con Dos. Y con toda la sala cantando con Trikis eso de "Dame, dame, dame chorizo. Y la pregunta es ¿Por qué? ¡Porque es un puto vicio!", de nuevo la matriarca de LaMala, que por un rato -que se nos hizo bien corto- abandonó la barra para subirse al escenario, nos anunciaba el fin de la actuación con un "¡Y a tomar por culo ya de aquí, porque me sale a mi del coño!". Tres cuartos de hora pasaban de la hora de las brujas. A pesar de que la gente pedía más, la sentencia de Sandra fué la encargada de poner punto y seguido a la noche.

Trikis 16

Quince minutos pasaban de la 01:00 de la madrugaba cuando Mordhida, desde Alcorcón, ocupaban sus puestos. Un breve chequeo sobre el escenario y avanti con (You Gotta) Fight for your right (To Party), versión de Beastie Boys, tema elegido para abrir fuego. Ya desde el primer momento no pasaba desapercibida la batería. Íbamos avisados, pero aún así nos sorprendió ver a un chaval super jovencito, dando esos baquetazos tan bestiales, a la par que se marcaba los coros en el tema.  Al finalizar el tema comenzaban las presentaciones y las gracias a los que allí nos habíamos dado cita para continuar con Hell, que a mi, personalmente, me sonaba a los Maiden. En esta ocasión, el testigo de los coros pasó al guitarra mientras la gente iba entrando en LaMala moviendo piernas y cabeza siguiendo el ritmo del tema.

Mordhida 6

Tras darnos de nuevo las buenas noches nos anunciaban que venía otra versión y de las conocidas que se sabe todo el mundo. El tema elegido esta vez para versionar, era Breaking the Law, de los Judas, uno de los clásicos del Heavy de toda la vida. A pesar de que yo no he sido -ni soy- mucho de heavy, no podemos pasar por alto el disfrute de la gente, que se la cantó, se la bailó y la disfrutó tanto o más que ellos sobre el escenario y eso que a ellos se les veía con ganas. De nuevo le llegaba el turno a uno de sus temas propios, que nos presentaron como Evil. De nuevo el público enloquecía con los brazos en alto, mientras sobre las tablas se veían guiños entre el guitarrista y el batería, poco antes de deleitarnos con un riff de guitarra acompañado por una batería tremendamente potente. Tras colocar el micro del cantante un espontáneo del público, que se había caído en una parte instrumental del tema, comienza a sonar un solo de batería que nos deja de nuevo boquiabiertos. Para entonces, el cantante de Mordhida había abandonado su puesto en el escenario y disfrutaba desde abajo del espectáculo. No sabemos si fue parte del espectáculo o no, pero una de las baquetas sale disparada, rebota sobre la batería y en el aire se hace de nuevo con ella para continuar con ese solo en el que no se notó en ningún momento la falta de uno de los palos.

Mordhida 5

Mientras tanto, en LaMala la gente se marcaba unos bailes  dignos de jornada de batucada. De nuevo el trío al completo sobre el escenario y tras puntualizar el cantante "¡Si esto no es talento que venga Dios y lo vea!", la sala se fundió en un sonoro aplauso para la revelación de la noche. Fué él precisamente, el que presentó el tema que venía a continuación, con un "Vamos a dejarnos de temitas nuestros y vamos a centrarnos en este" arrancando tras sus palabras Seek and Destroy, de Metallica. El público enloquecía de nuevo y l@s Trikis al completo dándolo todo en primera fila, sin quitar ojo del escenario. La gente comienza a gritar cuando la música deja de sonar, para dar paso a un punteo, totalmente fuera de sí. De nuevo alternaron versión con tema propio y le llegaba el turno a Zoltar -"o algo así" nos decían-, que arrancaba a modo de coña, con los acordes de Killing In the Name, de Rage Against the Machine, algo que, nos contaban, les servía para afinarse. Coñas y afinaciones aparte, el bajo de repente comienza a sonar  como si fuera un oboe, con un sonido muy del Oeste como si fuese a aparecer Clint Eastwood por cualquier rincón de LaMala. Poco a poco se fué acelerando para llegar de nuevo a ese sonido heavy característico que hasta el momento, nos estaban ofreciendo.

Mordhida 7

Nos anuncian sobre el escenario que que van quedando pocos temas y uno de ellos se lo va a cantar Sandra, cantante y guitarrista de Trikis -y matriarca de LaMala que ya nos había amenazado varias veces con hacer esa noche allí lo que a ella le salía del coño... Sí, sí... la misma... -. Eligieron para continuar un tema extraído del disco Freedom de Neil Young, coocido por todos: Rockin' in the Free World, a modo de homenaje al mismo. Si en el escenario se lo estaban pasando de la hostia, a los de abajo tampoco había que perderlos de vista. Allí no había una sola persona quieta; ni los que estaban sentados en los sillones de la sala podían parar con el movimiento de cabeza. Es entonces, al finalizar el tema cuando al grito de "¡Sandrita!",  ésta sube para marcarse una versión de tres pares de cojones -con perdón-  del mítico Crazy Train de Black Sabbath. La sala estaba patas arriba. Allí cantaba hasta el apuntador, con una Sandra pletórica en escena, apoyada en todo momento por el resto de Trikis desde abajo. No faltó nada... y cuando digo nada, digo ni siquiera el "¡¡Yiiiijaaa!!", -famoso comodín que sirve para todo-, que sonó casi más que el tema.

Mordhida 11

Fin de tema y tras darnos la matriarca las buenas noches de una manera super educada, un nuevo abrupto se apoderó de ella cuando nos soltó un "¡A tomar por culo! ¡A la mierda!". Confieso que yo me habría bajado del escenario cagando virutas ante un repente así, pero los chicos de Mordhida aguantaron sobre él como auténticos jabatos, animando al público que a estas alturas estaba ya pidiendo otro tema a gritos. Aunque confesaron haber acabado con el set list preparado para la noche, lo habían cogido con tantas ganas que les costaba bajar del escenario. Llegaron a proponer incluso que subieran los músicos que había en la sala -que no eran pocos, por cierto- para hacer una especie de Jam Session, pero finalmente nadie se animó y ellos solos se arrancaron con un tema de Led Zeppelin seguido de otro que según mi orejilla presentaron como Rock to the End y según Google, con ese título podría ser de Paralyce.

Mordhida 8

Tras levantarse el batería de sus aposentos y decirnos "Nos vamos a por una birrita", y con el reloj marcando las 02:04 horas, volvió a sentarse cuando el guitarra proponía hacer un experimento. Es entonces cuando sube el bajista de Trikis, baja el de Mordhida y un nuevo trío se formaba ante nuestros ojos, para tocar un tema que después del mismo anunciaron que era de Metallica -una no está muy puesta en este género musical, pero una de los estadounidenses,  formados en 1981, originarios de Los Angeles pero con base en San Francisco desde 1983... digo yo que hubiera reconocido...-. y entonces sí, con ese experimento, se clausuró una nueva temporada de conciertos en LaMala.

Hora de la muerte: 02:13 h.

Fotos: Kerman Rodríguez
Texto: Olga Alonso

GALERIAS

.

Free Joomla Lightbox Gallery

AGENDA

Banner1

Banner2

Boletín de noticias

Rockypunkto usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambias la configuración de tu navegador, aceptas su uso. Saber más

Acepto

POLITICA DE COOKIES

Cookie es un fichero que se descarga en su ordenador al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información que contengan y de la forma en que utilice su equipo, pueden utilizarse para reconocer al usuario.. El navegador del usuario memoriza cookies en el disco duro solamente durante la sesión actual ocupando un espacio de memoria mínimo y no perjudicando al ordenador. Las cookies no contienen ninguna clase de información personal específica, y la mayoría de las mismas se borran del disco duro al finalizar la sesión de navegador (las denominadas cookies de sesión).

La mayoría de los navegadores aceptan como estándar a las cookies y, con independencia de las mismas, permiten o impiden en los ajustes de seguridad las cookies temporales o memorizadas.

Sin su expreso consentimiento –mediante la activación de las cookies en su navegador–Rockypunkto no enlazará en las cookies los datos memorizados con sus datos personales proporcionados en el momento del registro o la compra..

¿Qué tipos de cookies utiliza esta página web?

- Cookies técnicas: Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.

- Cookies de personalización: Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo serian el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, la configuración regional desde donde accede al servicio, etc.

- Cookies de análisis: Son aquéllas que bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos.

- Cookies publicitarias: Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten gestionar de la forma más eficaz posible la oferta de los espacios publicitarios que hay en la página web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Para ello podemos analizar sus hábitos de navegación en Internet y podemos mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.

- Cookies de publicidad comportamental: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo.

Cookies de terceros: La Web de Rockypunkto puede utilizar servicios de terceros que, por cuenta de Rockypunkto, recopilaran información con fines estadísticos, de uso del Site por parte del usuario y para la prestacion de otros servicios relacionados con la actividad del Website y otros servicios de Internet.

En particular, este sitio Web utiliza Google Analytics, un servicio analítico de web prestado por Google, Inc. con domicilio en los Estados Unidos con sede central en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, California 94043.  Para la prestación de estos servicios, estos utilizan cookies que recopilan la información, incluida la dirección IP del usuario, que será transmitida, tratada y almacenada por Google en los términos fijados en la Web Google.com. Incluyendo la posible transmisión de dicha información a terceros por razones de exigencia legal o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google.

(En este punto la AGPD sugiere incluir cada una de las cookies de terceros utilizadas y los datos de dichos terceros. Por evidentes razones en este modelo sólo se ha incluido la Google en el uso de Analytics por ser la más extendida y común.)

El Usuario acepta expresamente, por la utilización de este Site, el tratamiento de la información recabada en la forma y con los fines anteriormente mencionados. Y asimismo reconoce conocer la posibilidad de rechazar el tratamiento de tales datos o información rechazando el uso de Cookies mediante la selección de la configuración apropiada a tal fin en su navegador. Si bien esta opción de bloqueo de Cookies en su navegador puede no permitirle el uso pleno de todas las funcionalidades del Website.

Puede usted permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador:

Si tiene dudas sobre esta política de cookies, puede contactar en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.