- Editorial -

El punk ha muerto... dicen

Comienza 2018, y a pesar de la crisis -económica, cultural, política, social…- que vivimos, esa que algunos políticos ajenos a la realidad que les rodea dicen superada, la calle se sigue moviendo. Y son las personas, desde iniciativas muchas veces fuera de los márgenes institucionales, las que mantienen viva la llama. Ahí siguen, al pie del cañón, las salas de música en vivo, las webs, los centros sociales, iniciativas de barrio, etc. programando conciertos e impulsando (desde abajo) tanto la creatividad de nuevos artistas como revalorizando nuestro pasado cultural a través de documentales, reediciones de discos, libros

El punk ha muerto, dicen, pero no es verdad. Siguen surgiendo bandas desde los circuitos underground que tocan en centros sociales y editan sus discos en Bandcamp o en formatos supuestamente extinguidos como el casete (K7). Si nos fijamos sólo en la escena madrileña, vemos que en 2017 han surgido decenas de nuevos grupos que van del punk rock de nuevo cuño como Biznaga (flamante fichaje del sello norteamericano Slovenly Records) a viejos conocidos como Fast Food (que este año editaron nuevo trabajo compartido con No Picky) pasando por interesantísimas (y diversas) propuestas como las de Troika, AVT, Toys Sarasas, Juana Chicharro, Ansia Viva, Obediencia, Khmer… Nuevas temáticas y enfoques, hibridaciones ajenas a la “autenticidad” y el dogmatismo de los géneros musicales cerrados, que en muchas ocasiones sirven también de palanca para el cambio social. Ya sea acercándose a los barrios periféricos para subsanar el ‘centralismo’ en el que a veces caen estos movimientos, como normalizando actitudes y nuevas sensibilidades, o acogiendo la presencia de individuxs que hasta no hace mucho sólo eran relegados a meros espectadores. Aquí hablamos, claro, de la presencia cada vez mayor de mujeres en bandas (Grippers, Accidente, Genderlexx, Heksha, Kolérikas…). En este sentido, cabe destacar también que 2018 va a ser el año en que se estrene el documental “Sin tu permiso”, esperadísimo documental feminista sobre la escena hardcore punk en el Estado español.

Así que sigamos adelante. Está claro que hay que avanzar, aprendiendo de los errores del pasado y tratando de mejorar lo conseguido. Pero también asumiendo que, cuando hablamos de música en los márgenes de la comercialidad, la falta de atención de los medios y las instituciones, o no ser parte del gusto mayoritario de la sociedad, son el pan nuestro de cada día. De eso va lo independiente, y no de música pop con guitarras distorsionadas a niveles que no saturen en las radio-fórmulas encabezando festivales patrocinados por marcas de cerveza.

David Álvarez García

  • bannertaquilla
  • BannerRocket
  • bannerzas
  • banner el tridente may19 rockypunkto
  • bannerkerman

Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Política de Cookies