ModernWeb
Editorial
Portada01

0
0
0
s2sdefault
283c519d95f2017bcb0b0cba70d4dadb W733

Vuelves al coche tras los últimos besos, tras los últimos abrazos, mientras bajas de la nube de decibelios y sudor que te ha brindado la noche. Conduciendo entre la niebla con el resto de la banda y algún colega que se ha venido a sufrir, se te olvida que hace frío y tienes hambre, los horarios de la tarde te han impedido comer nada, pero los grados empiezan a subir, el olor del tabaco y la música inundan la conversación y en un par de horas estarás en casa, así que empiezas a estar a gusto en esa atmósfera de toxicidad mientras ves pasar ante tus narices las rayas de la carretera, una tras otra.


Tenía su encanto aquel tugurio, la condensación se palpaba en las paredes y el techo, y la gente –escasa o numerosa- estaba caliente. Esta vez no hemos discutido con nadie, han tenido suerte. El pequeño escenario ha quedado chorreando con alguna cerveza volcada, algún vaso roto e incluso algo de sangre, fruto de algún corte por el vidrio o por esa manía de apretar las cuerdas como si te fuese la vida en ello. Todo ha quedado hecho un asco, esa imagen puede dar fe del salvajismo ejercido encima de esas tablas. Son nuestras maneras en eléctrico, nada que ver con nuestra elegancia en el acústico. Decía Keith Richards que la mejor banda del mundo seguramente esté tocando ahora mismo en algún garito de mala muerte… Yo sé dónde anda esa banda esta noche, pero no tengo ni idea de donde estarán mañana.


Durante la conversación, alguien dice algo que no recuerdo ahora, pero que me hizo pensar en cuantas bandas estarían en ese momento, o el día siguiente, o el anterior, viviendo una experiencia como la nuestra. Cuantas bandas se dejan la vida en los locales de ensayo, pateando carreteras, recorriendo la geografía de sala en sala, de bar en bar, haciendo cábalas para salir de sus pueblos o ciudades, desde el momento que los avisan para tocar o deciden grabar, simplemente para llenar de caldo la furgoneta, encontrar un sitio donde dormir, comer decentemente y, al menos, no palmar la pasta.


Hace ya algún tiempo, se desmonto de mi cabeza aquel sueño hippie que decía que el Rock And Roll era un lugar diferente al resto del mundo. Un lugar con ideales, con luchadores y luchadoras que se apoyarían y te recibirían con los brazos abiertos, donde la música reinaba por encima de todo, incluido el dinero. Donde si alguien decidía echar una mano a alguien sería por el rollo que desprendían sus melodías, por la transmisión que podría hacer llegar al oyente, y por las sensaciones casi religiosas que alguien podría experimentar en los conciertos y eso, y nada más que eso sería lo que le haría grande. El filtro era natural. Verte envuelto de gente, en algún festival concreto, que lleva en su vida una línea parecida a la tuya, paz y amor… Que idiotez, para eso no necesitas irte a ningún festival.


Menos mal que desde muy pequeño las pilas de mi walkman las gastaban unos tipos con aspecto enfermizo que me repetían una y otra vez aquello de que las multitudes son un estorbo, me lo grabaron a fuego y el choque con la realidad no fue tan drástico como pensaba al darme cuenta de semejante inmoralidad. Eso, y que por suerte, siempre hay honrosas excepciones.


Al rato de estar en el coche alguien me despertó, estábamos en la puerta del local y había que bajar los trastos. Me levante y empecé a recoger las cosas mientras me decía a mí mismo que aquí solo estaba por una cosa. Una nada más. La más importante, la más grande y la mejor causa de todas. Luego, con el tiempo vienen más pero la que te hace levantarte, pisar el acelerador, hacer kilómetros y olvidarte de todo es tan evidente que, a veces, pasa a un segundo plano y se olvida y entonces es cuando todo se contamina. Esa causa, por la que escribo esto, es lo primero que tienes que tener para formar una banda y dejarte la piel y nunca ningún músico debería de olvidarlo, sin ellas no hay nada. Solo hay un motivo por el que luchar y que es el principio de todo este rollo: Las canciones.

Escrito por: Antonio Yeska
www.yeska.es 

Fotografía: Nuria López

Rockypunkto usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambias la configuración de tu navegador, aceptas su uso. Saber más

Acepto

POLITICA DE COOKIES

Cookie es un fichero que se descarga en su ordenador al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información que contengan y de la forma en que utilice su equipo, pueden utilizarse para reconocer al usuario.. El navegador del usuario memoriza cookies en el disco duro solamente durante la sesión actual ocupando un espacio de memoria mínimo y no perjudicando al ordenador. Las cookies no contienen ninguna clase de información personal específica, y la mayoría de las mismas se borran del disco duro al finalizar la sesión de navegador (las denominadas cookies de sesión).

La mayoría de los navegadores aceptan como estándar a las cookies y, con independencia de las mismas, permiten o impiden en los ajustes de seguridad las cookies temporales o memorizadas.

Sin su expreso consentimiento –mediante la activación de las cookies en su navegador–Rockypunkto no enlazará en las cookies los datos memorizados con sus datos personales proporcionados en el momento del registro o la compra..

¿Qué tipos de cookies utiliza esta página web?

- Cookies técnicas: Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.

- Cookies de personalización: Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo serian el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, la configuración regional desde donde accede al servicio, etc.

- Cookies de análisis: Son aquéllas que bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos.

- Cookies publicitarias: Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten gestionar de la forma más eficaz posible la oferta de los espacios publicitarios que hay en la página web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Para ello podemos analizar sus hábitos de navegación en Internet y podemos mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.

- Cookies de publicidad comportamental: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo.

Cookies de terceros: La Web de Rockypunkto puede utilizar servicios de terceros que, por cuenta de Rockypunkto, recopilaran información con fines estadísticos, de uso del Site por parte del usuario y para la prestacion de otros servicios relacionados con la actividad del Website y otros servicios de Internet.

En particular, este sitio Web utiliza Google Analytics, un servicio analítico de web prestado por Google, Inc. con domicilio en los Estados Unidos con sede central en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, California 94043.  Para la prestación de estos servicios, estos utilizan cookies que recopilan la información, incluida la dirección IP del usuario, que será transmitida, tratada y almacenada por Google en los términos fijados en la Web Google.com. Incluyendo la posible transmisión de dicha información a terceros por razones de exigencia legal o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google.

(En este punto la AGPD sugiere incluir cada una de las cookies de terceros utilizadas y los datos de dichos terceros. Por evidentes razones en este modelo sólo se ha incluido la Google en el uso de Analytics por ser la más extendida y común.)

El Usuario acepta expresamente, por la utilización de este Site, el tratamiento de la información recabada en la forma y con los fines anteriormente mencionados. Y asimismo reconoce conocer la posibilidad de rechazar el tratamiento de tales datos o información rechazando el uso de Cookies mediante la selección de la configuración apropiada a tal fin en su navegador. Si bien esta opción de bloqueo de Cookies en su navegador puede no permitirle el uso pleno de todas las funcionalidades del Website.

Puede usted permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador:

Si tiene dudas sobre esta política de cookies, puede contactar en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.