- Especiales -

Descubriendo al técnico de iluminación: Rafa Boikot “Murdock”

 

 

¿Podrías contarnos en qué consiste tu trabajo?

 Pues hombre, mi trabajo consiste en muchas cosas. No es lo mismo ser técnico pipa, que técnico de montaje, que ser técnico de mesa, que viene a ser también el que hace el diseño, el iluminador. Hay mucha gente detrás, no sólo es llegar y apretar botones, hay que trabajar mucho y muchas horas. Yo ahora voy de técnico de mesa, y la verdad es que… es otra cara. Yo me he tirado muchos años montando y es otra cara, cuando llegas ahí y dices “ostia”, te das cuenta del trabajo que se realiza. Antes de estar con la mesa haces un diseño donde van a ir los artistas, y tienes que ver dónde va cada artista para ponerle su iluminación para que se les vea, tanto en los solos como en general… yo pinto en el escenario. Además hay amplitud de cómo puedes trabajar con una mesa, y depende de qué mesa, porque hay mesas ya antiguas, que no es lo mismo que las modernas, que las modernas ya viene todo digital, lo puedes tener todo grabado y traértelo de casa. Hay programas de iluminación donde tú montas tu escenario, tus músicos, cada uno con su instrumento, tú montas las luces, montas estructuras… haces lo que es un escenario. A raíz de eso numeras todo, pacheas todo y luego puedes jugar porque eso te viene con ciertos programas de mesas, que luego en la realidad tú trabajas con ellas, y esos programas lo que hacen es hacer el show en el ordenador. Tú haces todo como si fuese una mesa en vivo y en directo, pero en el ordenador, y eso luego se puede pasar directamente, a la hora de tirar el show lo puedes lanzar desde ahí. Pero para eso no es lo mismo estar en primera división que en tercera, y también luego los hay frikis y los hay piratas como yo (risas).

 

En cada bolo que haces la iluminación que te encuentras, las mesas, son distintas. ¿Llegas a ciegas o te suelen enviar la información de lo que te vas a encontrar? Y en cada caso, ¿cómo te enfrentas a ello?

Una vez que tienes planteado ya, que estás con un grupo, piensas y elaboras unos diseños, cinco artistas, cuatro, depende, hay mucha amplitud de músicos. Entonces cada grupo lleva su iluminación, tienes que prepararlo para que el show salga bien. No es sólo llegar y poner una luz cenital, y decir aquí va el guitarra, aquí va el bajo, el cantante y el batería, no, hay muchas cosas. Tú ya te has hecho un diseño, y entonces ese diseño se convierte en un rider, el rider que tú mandas al festival o a la organización, para que sepan más o menos el equipo que puedas tener. No es lo mismo trabajar en primera división que en tercera. Vas amoldándote también, no es lo mismo trabajar en primera división, que ahí tienes un equipo siempre, el mismo equipo, el mismo montaje, la misma estructura, los mismos focos, todo numerado… que a los cinco días de empezar el montaje y la gira tardas nada en montar y desmontar. El rider tú lo mandas, entonces ellos más o menos saben el equipo que necesitas, porque hay mucha variedad de aparatos. Cuando a ellos les llega el rider, ellos te mandan el contra-rider, que es, contestándote a tu petición, lo que puede montarse o que está montado y lo que se puede hacer. A raíz de eso, tú llegas el día del concierto, sabes lo que hay montado y que mesa vas a utilizar. Realmente llegas allí ya con una idea de qué focos, qué mesa y ya vas haciéndote a la idea lo que puedes trabajar. Aparte que, si vas con un grupo, yo por ejemplo voy a cumplir 10 años con Boikot con la mesa, y ya realmente es que no necesito nada, llego directamente y aunque no haya rider, que muchas veces no me mandan el contra-rider, aunque no lo haya, tampoco me preocupa porque son muchos años en la carretera y ya te habitúas a llegar al sitio, mirar el equipo que tienes, lo que funciona y lo que no, porque muchas veces llegas a la mesa y te dicen “esto es lo que hay del rider, pero no funciona esto, no funciona lo otro…” y entonces ya te varía la historia. Qué pasa, que uno ya tiene escuela y sabe cómo sacar las cosas adelante. Aparte, en una mesa, desde colores, hasta preset focus que son las posiciones, hasta…. tienes chase… tienes muchas cosas que poner, muchos aparatos, depende del festival, del equipo que te pongan…

 

¿Cómo decides que tipo de luces, colores… van mejor con cada tema? ¿Te dan indicaciones los músicos o es algo que sólo decides tú?

 La mayoría de los grupos te dicen más o menos lo que tienen ideado o lo que quieren. Yo tengo la suerte de trabajar con Boikot, que me dejan hacer. Ellos, dentro de lo que cabe, te piden una base, en esta canción… o aquí hay un solo… quiero que tal, que sea la luz tenue, que enfoques aquí porque voy a hacer un solo, o al batería que va a hacer un redoble largo, tienes que situarlos en el escenario, lo que está haciendo, entonces te piden ciertas cosas, ciertos colores, que lo tienes en cuenta. También depende de cómo trabajes con la mesa, porque hay muchas maneras de trabajar con una mesa.

 

 

 Ya sabemos que tienes un esquema hecho, un rider, pero luego, ¿sigues siempre ese esquema o hay veces que innovas sobre la marcha, que dices, ah pues voy a meter esto aquí aunque no estaba previsto?

 Depende de cuando llegas y te encuentras lo que no te han puesto en el contra-rider. El esquema yo lo tengo en la cabeza, son muchos años con el grupo y lo tengo super grabado en la cabeza, es más, te dan el set-list y yo ni siquiera le echo un ojo, cuando dudo llamo al Ñalo y le digo qué canción viene ahora y él me la sopla. Depende del sitio, normalmente tienes el equipo que te mandan, el rider, y a raíz de eso, cuando vas grabando la mesa, te vas dando cuenta de lo que funciona y lo que no, y lo que puedes hacer y lo que no, porque hay ciertos aparatos que tienen ruedas de color… tienen ciertas propiedades que es con lo que tú juegas, y muchas veces no es lo que buscas, entonces sí que te amoldas y sacas el bolo lo mejor posible. Entonces claro, ahí estás tú para poder solucionar.

 

 ¿Y si es un bolo con un grupo que no es el habitual, que te llaman para hacer las luces de otro grupo con el que no estás acostumbrado a ir?

 Realmente te suelen llamar con un poco de antelación. Entonces yo lo que hago es pedir el set-list que van a hacer, como quieren que plantee un poco lo que es el show que tienen ellos, y les pido que me manden, o bien un ensayo grabado, o bien que me manden el disco, las canciones si no los conozco. Y si quedan cinco días para el bolo, pues esos cinco días yo sólo escucho ese disco, para quedarme con los tiempos y los cambios, y ver qué puedo hacer y qué no. También es que no es lo mismo un grupo de rock que un grupo de folk, de pop…. Y depende de si es una sala, un festival, un teatro… depende de muchas cosas.

 

 Claro, es que la diferencia de luces de un festival y una sala de conciertos es bastante grande, ¿cómo se pasa de uno a otro? ¿Cómo adaptas ese esquema más o menos habitual a los medios de que dispones?

 Normalmente tienes una base, quiero decir, en un escenario tiene que haber ciertos ambientes que tienes que crear con la luz, de colores, y luego también puedes jugar con otros focos, pero claro, es que tienes que ver lo que tienes, en una sala todo es diminutivo del festival, estás muy limitado, entonces claro, tienes que buscar la manera más factible de crear el bolo. De todas formas, siempre que avisas con antelación puedes pedir un refuerzo, otra cosa es que te lo pongan, porque eso ya se habla de dinero. Cuando pides un refuerzo… aquí me harían falta cuatro móviles más… pues tienes que hablarlo con la oficina, que hablen con la producción… y a ver si puede ser factible. Depende también del grupo, del caché que tenga el grupo. Pero siempre, siempre te buscas la manera de sacar el bolo lo mejor que puedas. Como decimos todo técnico, el bolo siempre sale. Mal, peor o mejor, pero siempre sale.

 

 Normalmente los equipos que te encuentras en los bolos suelen funcionar correctamente, pero alguna vez te habrás encontrado con fallos repentinos, ¿cómo haces para solucionar esos problemas que surgen en medio de la actuación?

 Imaginación (risas), imaginación y como te decía, ahí estás tú para sacarlo, no hay otra. Que hay focos que no funcionan, pues no puedes hacer más, los puedes mirar, pero si están rotos, están rotos. Entonces es lo que te digo, que dentro de lo que tienes, en plan ambientes, en plan movimiento y posiciones, pues con eso ya tienes que jugar. Y volvemos a la primera división y tercera regional. Yo me he tirado toda la vida en mitad de bolos, de giras gordas…  he estado subido en un trust a 14 metros de altura, la gente abajo, y en un oscuro bajar con una cuerda el foco rápido y volver a subir otro, colgarlo, conectarlo, resetearlo y tirar para adelante. Pero eso en tercera regional va a ser que no, te jodes, te aguantas y esto es lo que hay. Buscas opciones, buscas otros focos y buscar cruzar los haces en el escenario para que se pueda ver y que abarques a los músicos.

 

 

 Dentro del mismo festival, a veces hay conciertos en los que apenas vemos a los músicos por falta de luces, otros en los que las luces son cegadoras, otros en los que sólo se ve humo… siendo el mismo equipo, ¿a qué se deben esas diferencias? ¿Suele ser cosa del músico o del técnico?

 Suele ser cosa del técnico, del que está en la mesa. Que no se vea a los artistas es cuestión de que el foco lo piques un más. Que le pongas poca luz no te lo va a decir ningún músico, porque les gusta que se les vea, aparte es que se les tiene que ver. Se les tiene que ver y bastante bien. En un festival hay mucha gente, imagínate 70.000 personas, pues el que está al final… si no le iluminas, malo. Esas diferencias son de la mesa, depende de cómo hayas grabado, de cómo estés trabajando con la mesa. Como te he dicho antes, tú puedes trabajar de muchas maneras, y puedes trabajar habiendo grabado memorias o trabajar directamente jugando con los móviles, llamando a los móviles y jugando con ellos. Entonces tú tienes versatilidad para que se les vea. Hay técnicos de mesa que vamos con los grupos y hay técnicos de mesa que están en el montaje, que son los encargados del montaje, y cuando un grupo no tiene un iluminador, pues cogen y hacen las luces ellos, pero no lo hacen con tanto entusiasmo o profesionalidad como lo hacemos los técnicos que vamos de mesa. Evidentemente con esto no quiero tirar por tierra el trabajo de nadie, pero sí que es cierto que yo he estado en muchos festivales y he dicho “Vaya mierda de iluminación”. Otra iluminación, que es la que ciega a la gente, pues yo soy de los que pretende quemar la retina del público para que viva el espectáculo, porque creo que no sólo los artistas tienen ahí parte del espectáculo, creo que los técnicos somos una parte importante de lo que es el bolo en sí. Eso ya, cada uno que se fije o que no… La mayoría de la gente siempre va borrachita, entonces claro, va a lo que va, y a disfrutar y tal, pero yo realmente cuando me voy de público a un bolo… el otro día sin ir más lejos me fui a ver a Alejandro Sanz, que tengo un amigo que trabaja ahí, con ellos en la gira, y realmente fui a verle, no sólo a  mi amigo, pero no fui a ver a Alejandro Sanz, fui a ver el show que tienen, el espectáculo de iluminación y los músicos que lleva él en su grupo, porque son verdaderos profesionales, y disfruté muchísimo viendo la iluminación, y de ahí también aprendo. Realmente yo he aprendido de observar, de ver, de preguntar. Yo no he estudiado iluminación, no sabía ni lo que era un enchufe de casa.

 

 Y ya puestos, ¿por qué esa obsesión por el humo que, en general, tenéis los luceros? Porque hay veces que, de la cantidad de humo que hay, no se ve nada.

 Vamos a ver, lo del humo depende del técnico. Normalmente no queremos churrerías. El humo es muy importante a la hora de crear ambiente y que se vean los haces de los focos, y entonces, evidentemente, si tú sueltas humo se ven mucho más, creas un ambiente mucho más poderoso, más potente, más acogedor. Entonces es la historia, normalmente echamos humo, pero también, tú llegas a un bolo y… por ejemplo lo que hablábamos antes de si el equipo va o el equipo viene, si la máquina de humo, tú le das al fader un diez por ciento y de repente es como si estuviera al cien por cien, pues imagínate la que se monta. Claro, estás manejando la mesa, son muchas cosas que tienes ahí, en el directo y demás, y a veces se te olvida que tienes el fader subido y montas la de San Quintín. Yo realmente prefiero lanzar humo y que se cree una niebla, para que se vea el escenario, que es lo que se tiene que ver, a los artistas y para que se cree un ambiente que se vea desde fuera, porque realza, realmente realza lo que es la iluminación, el humo. Si es verdad que yo no trabajo en plan churrería porque llevamos un trompeta, vientos… muchas veces he estado trabajando con vientos y realmente les cambia el sonido del instrumento, entonces tienes que tener también en cuenta eso.

 

¿Qué tipo de preparación, de conocimientos, debería tener un técnico de luces?

 La preparación, la que tú busques. La que tú busques, realmente. Si tú le metes empeño y ganas, para adelante que vas, es como todo en la vida. Y conocimientos, pues los que te vayas quedando de los sabios que tienes por delante. Tienes que tener conocimientos de electricidad, de lo que es un foco, evidentemente. Ahí hay mucha parte de montaje y de enchufar. Conocimientos, todo el que puedas y más, vas aprendiendo. Yo he aprendido desde que empecé, de observar, de preguntar y de estar dando el callo. Puedes aprender, hay escuelas, hay sitios donde te puedes informar y puedes estudiar. Lo que sí pienso es que deberías empezar desde cero, porque es como te vas dando cuenta de lo que es el oficio y el trabajo que realizas. Yo, por ejemplo, ya llevo 20, 22 años en el mundillo y realmente, desde que estoy con Boikot, que fue cuando empecé realmente a manejar una mesa en condiciones todos los bolos, te vas dando cuenta de todo el trabajo que hay detrás, que aquí no sólo estamos el que aprieta el botón en la mesa, que también hay que tener un poco de arte para hacerlo, ¿no? Es todo el trabajo realizado que hay de otros técnicos, como el montaje de todo lo que conlleva eso. Son muchas horas, mucho trabajo y mucha gente la que está detrás de ello.

 

Tú llevas ya unos cuantos años como lucero, ¿cómo empezaste en esto? ¿Qué te llamó la atención para dedicarte a la iluminación?

 Pues me llamó la atención que iba a trabajar... en la farándula no, porque yo la farándula siempre la he visto ahí un poco… es que no me gusta llamarlo así, pero es así como se llama, la farándula. Que vi, pues vi la luz, realmente vi la luz. Porque fue un compañero y coincidimos un día, yo en aquel entonces no trabajaba, no estudiaba, y de repente me vino este señor y me dijo “Oye mira, hay una empresa que da cursillos de iluminación, van a ser dos semanas, y ya que no hacéis nada igual os interesa”. Nos contó un poco como iba el rollo, y mi compañero y yo nos miramos y dijimos, pues vamos a probar, no tenemos nada que perder, además que estamos parados, pues que mejor que con la música, vamos a ver de lo que va el tema. Y así entramos, el cursillo no duró dos semanas, duró dos días, todo hay que decirlo, y a partir de ahí es lo que te digo, duró dos días. El primer bolo fue de “Buenos días, no sé lo que es un enchufe”, pero eso sí, al quinto día ya sabía lo que era un enchufe, lo que eran dos cables, la fase, el neutro, la tierra, y esas cosas (risas). Luego ya, como vieron que me interesaba y que trabajaba, porque ahí empiezas cargando y descargando camiones… empiezas así, y realmente, si te gusta y sigues, vas cogiendo la onda, vas aprendiendo y vas fijándote, en cada bolo vas aprendiendo cosas nuevas. Yo bolo tras bolo iba reparando aparatos, y de esas chapucillas que hacíamos en mitad del bolo he ido aprendiendo, y te vas quedando, y va pasando el tiempo, y cuando te quieres dar cuenta, te dicen “Hala! De jefe de equipo”. Y llega un buen día que dices “Jo, como molaría manejar esa mesa”…

Mi primer bolo fue con Manolo Tena como pipa. Como lucero de técnico de mesa… me acuerdo de una anécdota, que fue de las primeras veces que cogí una mesa. Esta fue con mi compañero que comentaba antes, veníamos de otro bolo, pero este era con los Siniestro Total y era allí en Monforte creo, en su tierra. Y fue cojonudo, porque hicimos el montaje y no sabíamos que no había técnico de mesa, y nosotros teníamos idea pero la justa. Ya teníamos todo preparado y allí estuvimos esperando al técnico de mesa. Llamamos al jefe y “Oye, mira, que aquí no viene nadie” y tal, y cuando no queremos pispar, nos cogen y nos dicen “No, que el bolo lo vais a tener que hacer vosotros”, y fue como que nos miramos y dijimos “Pues nada, esto es lo que hay”. Pero fue cojonudo el bolo, estuvimos los dos al pie del cañón, también nos lo hicimos medio a escondidas, porque estaba el manager (risas), ya verás cuando se entere… estaba el manager, y estábamos los dos ahí…

Hay clases de focos, está la convencional, que son focos, bombillas normales y corrientes para que lo entienda todo el mundo, y están los robotizados, que son los que se pueden mover y dan color y demás. Y quedamos que el robotizado lo llevaba mi compañero en la mesa, y yo la convencional, y entonces nos hicimos todo el bolo así. Claro, el manager, que estaba en la mesa de sonido, cada vez que se daba la vuelta, pues uno de los dos hacíamos como que estaba de brazos cruzados y el otro haciendo el show tan tranquilo. Ahora te digo una cosa, el show salió espectacular. Lo recuerdo de buen rollo, porque además estábamos los dos un poco nerviosos, pero coño, nos salió un bolo dabuti, nadie se quejó, hicimos nuestro trabajo y más que nos pidieron que no teníamos que haber hecho nosotros, pero que… la prueba de fuego, la prueba de fuego para nosotros dos, y la verdad es que nos quedamos super satisfechos. Luego he tenido otros bolos, he trabajado mucho en el Conde Duque. Allí sí tocábamos mesa porque había muchos grupos y nos íbamos turnando, y así íbamos aprendiendo nosotros, pero todo supervisado. Empecé apretando tuercas y he acabado apretando botones. Y realmente lo que me llamó la atención, pues fue que es un trabajo distinto, es un trabajo que, realmente, si conectas con él, te satisface. Ahora, te dejas el cuerpo, los riñones, los cuernos… te dejas muchas horas de sueño, dejas muchas veces a la familia en casa, y se nota, pero si realmente te gusta, no hay color. Yo por lo menos estoy super satisfecho de haber escogido este oficio. Yo he trabajado en muchas cosas y estoy super contento. También me lo he currado para estar donde estoy, evidentemente, y me han ayudado mucho, eso sí que lo tengo que decir. Ahí hay mucha gente que te apoya, te ayuda, no es cualquier curro. Aquí se crea una familia, y cuando se crea una familia, todo para adelante, viento en popa.

 

 

 ¿Qué es lo que más te gusta y lo que menos de ser técnico de iluminación?

 A mí siempre me ha gustado viajar, entonces eso no me molesta. Que es lo que más me gusta, que me sube la adrenalina, cuando estoy en la mesa me sube la adrenalina. Y tengo que divertirme como toda la gente que está a mi alrededor. Tanto el público como los artistas tenemos que ser todos una piña, sino no me concentro y vamos mal. Yo tengo que ser uno más, aunque esté apretando los botones y sea el técnico de iluminación, pero yo tengo que ver que la gente bota a mi alrededor y que la gente me vea botar a mí. Porque sí, porque es que es la adrenalina, yo si no sufro con la adrenalina en un bolo, me voy a casa descontento y cabreado muchas veces. La mayoría de las veces que me voy cabreado es por el equipo y porque no ha salido como yo esperaba, que le voy a hacer, soy perfeccionista. No soporto que no me salga el bolo, por lo menos un tanto por ciento, bien, si no me voy frustrado. Entonces llega el siguiente bolo y voy con más fuerza. Y lo que menos me gusta… buena pregunta…. Es que realmente me gusta todo, me gusta el viaje… lo que menos me gusta quizás será el no dormir como toda persona (risas), llevar un des-horario como el que llevamos, porque nunca rige un horario. Lo que más me molesta también, que todos se vayan al hotel mientras yo me tengo que quedar programando la mesa (risas), pero bueno, ese es mi trabajo también, además que cuanto más tiempo tenga para programar la mesa, mucho mejor. De todas formas, es lo que te digo, hay mucha gente que trabaja de otras formas, que tiene más nivel inclusive, y los shows y por dinero, y porque tienen equipo, pueden traerse el show grabado de casa y luego simplemente retocar. Pero yo prefiero ver, llegar, mirar y programar, aunque sean 10 minutos, 15 minutos, como me tocó en Rusia, sin saber inglés ni ruso, y en 10 minutos tuve que programar la mesa con el técnico y la verdad es que nos apañamos muy bien, el chaval muy responsable, muy simpático y educado, e hizo un trabajo cojonudo, y pude lanzar un show en condiciones para The Locos.

 

 ¿Qué tal la experiencia fuera de España?

 Hay experiencias y experiencias, depende de a qué países vayas también. No es lo mismo irte a México que a Suiza, no tienes el mismo equipo, los técnicos como que se mojan menos el culo entre comillas… Y con esto no quiero decir que en México no se mojen el culo, cuidado, hay de todo en todos los lados. Lo que sí que es verdad que el equipo cuenta mucho a la hora de… eso se nota mucho, depende del país, a qué nivel monetario esté… y depende de si es un festival, una sala, una casa okupa, un auditorio…. Eso varía mucho.

 ¿Y qué consejos le darías a alguien que quisiera empezar como lucero?

 Que fuese con ganas, que fuese con ganas porque hay que tenerlas, porque para empezar en el mundillo de las luces y del técnico tienes que tener ganas y muchas veces paciencia, y te tiene que gustar, realmente te tiene que gustar. Consejo, pues ese. Hay muchas empresas, mucho recorrido, entonces tienes que tener paciencia y ganas. Y depende de la imaginación también, mucho. En este trabajo tienes que tener imaginación y fantasía. Es ganas, es que son ganas. Yo empecé con muchas ganas y por suerte, mira, todavía puedo seguir hablando de ello. Y los años que me quedan.
No podemos terminar sin agradecer a Rafa Boikot “Murdock” que haya charlado un rato con nosotros para contarnos todos esos aspectos que desconocíamos sobre el trabajo de un técnico de iluminación.

Texto y fotosNuria López

e-max.it: your social media marketing partner
  • bannertaquilla
  • BannerRocket
  • bannerzas
  • banner el tridente may19 rockypunkto
  • bannerkerman

Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Política de Cookies