- Especiales -

EL "PROFESIONAL" ¿NACE O SE HACE?

Hoy se acuña en nuestros diccionarios particulares un término más: el profesional-cuñao. Lamentablemente hemos tenido que leer, de muñón y teclado -si fuese escritor, diríamos de puño y letra, pero como no lo es, haremos esta pequeña distinción- del Sr. Sherpa, ex-bajista de Barón Rojo, ciertas declaraciones bastante desafortunadas. Tras echar la culpa a la galbana, explicando para los que no tenemos un vocabulario tan rico como el suyo, que es el cansancio producido por el calor -precisamente hoy, uno de los días con temperaturas más bajas que nos ha dejado el verano desde su entrada- dejaba caer en su muro de Facebook perlitas de éste calibre:

[...]Generalmente los fines de semana hay garitos en muchas ciudades donde actúan grupos en acústico, eléctrico, playback. etc. etc. Muchos de ellos son músicos que viven exclusivamente de esa actividad, o sea, es su profesión. Pero también hay un gran número de ellos que tienen un trabajo y tocan en un grupo para divertirse porque es su hobby; hasta ahí ningún problema. El problema es que éstos últimos cobran por tocar, y ahí es dondo yo veo el conflicto. Tengo amigos -a los que aprecio sinceramente-, y también sé de otros que tienen unas profesiones remuneradísimas: abogados, ingenieros, pilotos de líneas aéreas etc. Pero que están entre estos grupos que actúan cada fin de semana cobrando el cachét habitual para este tipo de música en directo, lo que conlleva que estén quitando la posibilidad de trabajar al verdaderamente profesional. Y me parece una injusticia, un modo de intrusismo laboral, llámese como se quiera[...]

sherpa dvd

A pesar de que ya hasta aquí hay bastante que analizar o como el mismo autor dice, llámese como se quiera, seguimos con la perlita del millón:

[...]Si alguien con trabajo ajeno a la música quisiera actuar, no es que no cobrase, es que según mi criterio -equivocado o no- debería pagar. Y ese canon, palabra maldita pero que bien aplicado es de justicia, ese canon iría a beneficio del sindicato de profesionales. Si la cosa sigue así los que vivimos exclusivamente de la música tenemos los días contados[...]

Bien... no contento con sus declaraciones en la red social en cuestión, acesible a todos y todas y tras recibir críticas, hostias como panes, o llámese como se quiera, borra el texto en cuestión y en un alarde de dejarnos por locos a los que hemos reaccionado a sus palabras, nos deleita con la segunda entrega, que nos dice lo siguiente:

[...]¿He dicho yo que todos los profesionales tengan que pagar por tocar? ¡¡no!! He dicho bien claro que hay gente que no necesita los 50 o 60 euros de un bolo porque tienen unos sueldos cojonudos, que tocan por hoby y que realmente están quitando la posibilidad de trabajar a músicos que solo viven de eso. Quien haya leído mi post de buena fé habrá captado que en realidad abogo por una regulación de nuestra profesión, no por poner puertas al campo[...]

La verdad es que como columnista de cualquier revista de humor, sus textos no tienen precio... entre otras cosas, porque es usted músico profesional y no escritor y en caso de escribir, debería usted pagar por ello, dado que se lleva un - buen- sueldo de otra actividad diferente a la de escritor y no necesita esos 50 o 60 euros que igual alguien estaba dispuesto a pagarle por escribir usted una columna en su tiempo libre, a modo de hobby, dinero que iría directamente al bolsillo de algún escritor profesional, por supuesto, regulado siempre a través de un organismo creado para esta función, o como le gusta a usted decir, llámese como se quiera. Así que ya lo sabe, Sr. Sherpa, si sigue usted adelante con su idea de sacar un libro en el que cuente sus experiencias con el LSD, como ya publicó un medio musical en su momento, vaya ahorrando para ese canon por no ser escritor profesional, que siguiendo sus propias directrices, se le tiene que aplicar para evitar que le acusen luego de  intrusismo laboral.

Opinaba usted en las redes sociales, Sr. Sherpa, que si la cosa sigue así los que vivimos exclusivamente de la música tenemos los días contados. Intrusismos laborales, canones y chuminadas varias aparte, los días contados se tienen por actitudes como la que usted nos ha mostrado hoy mismo, con esa verborrea innata que no sabíamos que le caracterizaba. Los profesionales de verdad, no se dedican a sollozar delante de nadie tratando de buscar la palmadita en la espalda por lo malos que son los demás y lo mal que me tratan. No, Sr. Sherpa, para un profesional de verdad, siempre hay cabida y cobrando o sin cobrar, en su trabajo hay cada día más oportunidades para músicos de conservatorio, que a pesar de "no ser profesionales" -porque con gente como usted tienen que ganarse la vida en otros campos-, tienen una calidad musical que muchos quisieran a fecha de hoy, por muy profesionales que se consideren. Un profesional, lo es de cabo a rabo, Sr. Sherpa y estaría orgulloso de que en su entorno hubiera miles y miles de profesionales, para poder disfrutar de todos y cada uno de ellos, para poder aprender de todos y de cada uno de ellos y para poder enseñar a todos y a cada uno de ellos. Un profesional no es alguien que está más preocupado en la competencia que le puede dejar al márgen de la escena, que en su propio trabajo; un profesional es alguien que trata de crear una escena competitiva, que le haga estar orgulloso de su profesión. Un profesional, Sr. Sherpa, es el que sabe hacer bien un trabajo, lo cobre o no, viva de ello o no. Un profesional, es una persona que lucha para ser el mejor en su puesto de trabajo, por calidad -en cuanto al resto de compañeros- y no por cantidad -no porque sea el único que desempeña ese trabajo-. Así que con su actitud, sí, es probable que haya mucha gente en la música que tenga los días contados. A usted le parece poco menos que aberrante que alguien que gasta lo mismo que usted en viajes, gasolina, alojamientos, manutención, local de ensayo, instrumentos, grabaciones de discos y tiempo -que el tiempo también tiene valor-,  llegue a cobrar 50 o 60 euros por actuar un fin de semana. A mi, Sr. Sherpa, también me lo parece... sobre todo cuando hay otros que por colgarse la etiqueta de "Profesional", se llevan miles de euros que posiblemente ni  generen en muchos conciertos. Eso sí que no es profesional, Sr. Sherpa. Ni lo es tampoco contratar por cuatro duros a un chavalito que está en el paro para que cargue y descargue el equipo en cada concierto, porque hay que joderse lo que cobran las empresas que se dedican a esto... Cómo está el mercado... aquí ya hasta el más tonto te hace un barco... Menos aún, cuando otros se lo están llevando muerto por una hora y media de actuación, si llega ¿Y sabe usted lo que tampoco es profesional? Que venga usted despotricando por un puñado de euros de mierda que se les paga -en el mejor de los casos-, a las bandas y a los músicos que tratan de abrirse camino para poder llegar a vivir de esto, mientras usted está a fecha de hoy, viviendo de las rentas de la banda que le lanzó al estrellato, usando a título personal en sus conciertos, que nada tienen que ver con Barón Rojo, prácticamente su mismo logo. Ni es tampoco digo de una persona que se tiene a sí misma como profesional, que irrumpa en la escena con un nuevo proyecto llevando el nombre del anterior, del "proyecto grande", por bandera... porque es usted mismo el que se hace llamar "Sherpa (Ex- Barón Rojo)"...

Un auténtico profesional, es aquel que trabaja mano a mano con sus compañeros y da oportunidades a los que empiezan, porque nadie nace sabiendo y como en todos los campos, los músicos no nacen, ellos también se hacen. Un verdadero profesional apoya a las nuevas generaciones dando las opciones que  uno mismo hubiera querido para sí cuando empezaba y trabaja codo con codo con "grandes y pequeños" para hacer que su profesión sea justa para todos, sin importar el tamaño de cada cual.

Sr. Sherpa, quizá con un instrumento entre las manos, sea usted un profesional, pero cuando cambia el instrumento por un teclado de ordenador, o similares, créame... se vuelve usted un auténtico impresentable...

 

Texto: Olga Zas!

e-max.it: your social media marketing partner
  • bannercomidaparapezes
  • BannerRocket
  • bannerzas
  • banner el tridente ene19 rockypunkto
  • bannerkerman
  • banner violeta 250x250

Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Política de Cookies